Lajún manejaba Duquesa con demora, sin control de militares

19_03_2017 HOY_DOMINGO_190317_ El País3 A

Mientras los ayuntamientos del Gran Santo Domingo hacían grandes esfuerzos para despejar calles y avenidas de desechos sólidos, la entrada de camiones se tornó lento próximo al mediodía de ayer, lo que fue considerado como una forma de ejercer presión sobre los cabildos de la Mancomunidad.
La empresa que maneja el vertedero ha insistido en su aspiración de aumentar la tarifa que cobra por dar entrada a los camiones compactadores.
A pesar de que el ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Francisco Domínguez Brito, informó sobre la normalización en el vertido de basura en Duquesa desde la tarde del viernes, ayer este proceso se tornó lento.
Así lo demostró una larga fila de camiones compactadores y volquetas que esperaban turno en la carretera Los Casabes, mientras el proceso dentro era tedioso, lo que provocó disgusto entre los conductores que se quejaban a viva voz en el lugar.
Solo la presencia de Domínguez Brito en la tarde del viernes agilizó la entrada y salida de camiones a Duquesa que, de acuerdo a los supervisores de los ayuntamientos en el lugar, inició antes de que llegara el funcionario.
Aunque muchos pensaban que el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales ocuparía el vertero de Duquesa para para terminar de esa manera con la crisis actual, ayer la empresa Lajún seguía controlando la situación como los días anteriores.

La administración del vertedero no permitía la entrada de los periodistas al perímetro y cada vez que los reporteros se acercaban al área de pesaje a la que ingresan los camiones eran conminados a retirarse de este lugar.
Los técnicos de los ayuntamientos tampoco tenían acceso a las oficinas y el terreno del vertedero, por lo que tuvieron que quedarse frente a la puerta aspirando el abundante polvo que se levanta en el lugar.
En tanto la estación de transferencia del Distrito Nacional, ubicada en Villas Agrícolas seguía repleta de desechos sólidos ayer, a pesar del esfuerzo que hacía el personal del Ayuntamiento del Distrito Nacional por despejar los desperdicios. Para ello usaban grandes volquetas que llevaban los desechos hasta el vertedero de Duquesa.