Lakers se van arriba

http://hoy.com.do/image/article/420/460x390/0/06F26B17-DC1D-461B-B072-266368BC74AB.jpeg

Los Ángeles, EEUU. EFE. Los Lakers, tras tres cuartas partes de partido de una igualdad absoluta ante los Nuggets de Denver, dibujaron un maravilloso arranque en el último periodo que les entregó en bandeja de plata la victoria (103-94) que los sitúa a un solo triunfo (3-2) de alcanzar la final de la NBA.

   Un parcial de 11-0 en los cuatro primeros minutos del último cuarto, con gran mérito de Lamar Odom (19 puntos y 14 rebotes), fue el que mostró el camino a los locales, que estuvieron muy acertados en los últimos compases, de la mano de Kobe Bryant (22 puntos y 8 asistencias) como base.

   Por los angelinos destacó asimismo Pau Gasol, con 14 puntos, 10 rebotes y cinco tapones, en tanto que Carmelo Anthony, con 31 puntos, volvió a ser el mejor de los suyos, que echaron de menos una mayor actividad en la segunda parte de Chauncey Billups (12 puntos) y Kenyon Martin (12 puntos y cinco rebotes).

   Hubo precipitación y nervios en el arranque para los locales, que encajaron un parcial inicial de 2-8, cimentado en el liderazgo para los Nuggets de Billups.

   Comenzaron dormidos los angelinos, pero al poco, tras un tiempo muerto pedido por Phil Jackson que sirvió para desperezar a Bryant, elevaron la intensidad defensiva, nivelaron el acierto en ataque y recibieron la ayuda de sus secundarios, para dejar el 25-25 al término del primer cuarto.

   Sin embargo, a ambos equipos, conscientes de lo que se jugaban, les costaba un mundo encontrar cierta fluidez.

   Cada canasta llegaba tras mucho desgaste y sufrimiento, merced a las excelsas defensas que se exhibieron, razón por la que Gasol acabó la primera mitad (56-56) con cuatro puntos tras haber lanzado a canasta cuatro veces, los mismos que Bryant y Trevor Ariza.

   Parecían no servir de nada las palabras del español a lo largo de la semana, en las que reclamaba mayor protagonismo para el juego interior. Al menos las incógnitas de los Lakers en estas eliminatorias, personificadas en Derek Fisher y Andrew Fisher, dieron un paso adelante, con diez y nueve puntos, respectivamente.

   Sí funcionaban en cambio Anthony y J.R. Smith, una pareja mortal desde el perímetro que encontró aliento en Billups y Martin, en la línea de los partidos anteriores.

   El equipo de Colorado, mucho más metido en el encuentro y perfecto en la distribución del balón, dio el primer toque de atención (64-71, m.28). No se hizo esperar la reacción local, que llegó tras un parcial de 9-2, culminado con un triple de Lamar Odom que enardeció al Staples (73-73).

   Empezaba al fin el espectáculo. Sendos lanzamientos exteriores de Billups y Bryant coronaron el tercer periodo, que volvió a establecer las tablas en el marcador (76-76). Igualdad absoluta tras 36 minutos.

El protagonista

Lamar Odom

forward

Destacado.  El reservista Lamar Odom salió de la banca para anotar 19 puntos, 14 rebotes y 4 bloqueos en 32 minutos de juego.