Lamenta senador politice programa

http://hoy.com.do/image/article/58/460x390/0/3FD5DC58-A641-4E65-A7B5-0DF0C8E760A5.jpeg

POR VICENTE SOBREVELA
El vicepresidente Rafael Alburquerque lamentó ayer que el senador por Elías Piña, Manuel Emilio Ramírez Pérez, trate de darle un tinte político a la tarjeta Solidaridad, auspiciado por el gobierno con el auspicio del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Alburquerque le recordó al legislador del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) que los beneficiarios de la tarjeta Solidaridad no fueron escogidos por los funcionarios del gobierno, sino por organizaciones de la sociedad civil, “y precisamente en la provincia de Elías Piña la selección de los beneficiarios estuvo a cargo de FUNDASEP”.

Explicó que en la distribución de la tarjeta intervienen las entidades bancarias que la emiten, “pues se trata de un instrumento electrónico de VISA, de modo que los gobernadores y los funcionarios del gobierno no están en condiciones de fabricar ni imprimir los plásticos, ni mucho menos de escoger a las personas a quienes deben entregarse dichos plásticos”.

El vicepresidente de la República le sugirió el senador Ramírez Pérez cruzar el padrón del PLD y el de su partido con los beneficiarios de la tarjeta Solidaridad, “para que pueda establecer que sólo basta ser dominicano, tener cédula de identidad y pertenecer a un hogar pobre para recibir la tarjeta”. Alburquerque pidió a la clase política nacional preservar libre de “politiquería” el programa que lleva a cabo el gobierno, ya que el mismo constituye una verdadera transformación en el área de los programas sociales del país.

“Este programa persigue que los beneficiarios de la asistencia del Estado cumplan determinadas obligaciones que les ayudarán a mejorar su futuro y el de sus hijos”, dijo el vicepresidente de la República

Reclamó del senador Ramírez Pérez que le señale cuáles allegados a funcionarios del gobierno han recibido la tarjeta Solidaridad, ya que entiende que con su denuncia sin nombres desprestigia un programa que, añadió, ha sido reconocido por su transparencia a nivel internacional.

Dijo que una denuncia de esa naturaleza, no contribuye a mejorar el programa, sino que lo perjudica, porque, conforme añadió, las declaraciones del legislador carecen carecer de pruebas y de veracidad.