Lanza crítica a discursos de políticos

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/4B02B6F3-6796-41ED-ACCB-1E3B15C75942.jpeg

POR JUAN M. RAMIREZ
El párroco de la iglesia Las Mercedes, Fray Máximo Rodríguez, criticó los discursos vacíos de los políticos, “quienes en vez de hacer propuesta de soluciones a los problemas se gastan utilizando nombres de animales y de objetos, mientras el país se desangra por la miseria y la violencia”.

Condenó el salvajismo que cada vez se apodera de los dominicanos, y puso como ejemplo el enfrentamiento a trompadas entre profesores en el local de la Cooperativa de Maestros.

Al oficiar una misa en conmemoración de los caídos en la Guerra de Abril de 1965, exigió a los aspirantes presidenciales elaborar programas de soluciones a los problemas puntuales que reclama la nación y no perder el tiempo con enfrentamientos y frases hirientes que en nada contribuyen a mejorar las condiciones sociales de los dominicanos.

 “Que no tengan estos políticos que ofenderse, utilizando frases de animales, provocándose daños unos con otros, todos somos dominicanos, trabajar es lo que necesita el país, que se destruye y se desangra”, afirmó durante la homilía.

Invitó a los políticos buscar soluciones las dificultades a corto plazo, ya que muchas personas no soportan seguir esperando que un día se comience a trabajar, cuando los problemas acumulados son bastantes.

Expresó que el Señor enseña que el camino mejor es trabajar por la paz y derramar con la sangre si es necesario para que los demás vivan mejor, “como hicieron Jesús, San Esteban y quienes murieron el 24 de abril de 1965”.

Oró por el cese de la violencia y de la delincuencia, que tienen a la sociedad dominicana temerosa, mientras quienes aspiran a dirigir el país no presentan soluciones.

A finalizar la misa, Milagros Caamaño, hermana del coronel Caamaño, pidió por la unidad de todos los dominicanos y porque sea la juventud quien dirija los destinos de la nación.

La gesta del 24 de abril de 1965 fue conmemorada ayer con diferentes actos por instituciones y organizaciones de la sociedad, quienes destacaron que esa jornada fue el germen del sistema democrático en el país.

La eucaristía fue oficiada a intención de la Fundación Caamaño, quien en la mañana depositó una ofrenda floral en el cementerio de la avenida Independencia, partiendo del edificio Copello de la calle El Conde, que fue la sede del Gobierno Constitucionalista que encabezó Francisco Caamaño Deñó.

Mientras la Fundación de Militares Constitucionalistas depositó ofrendas florales en las seccionales del exterior, especialmente en Nueva York y París, y anoche también ofreció una misa en la iglesia San Francisco de Asís, en la Ciudad Colonial.

Los actos con motivo del 42 aniversario de la Guerra de Abril incluyeron un encuentro entre las fundaciones Testimonio y  Militares Constitucionalistas.

En el encuentro se acordó hacer conjuntamente los actos conmemorativos a la caída de los coroneles Rafael Fernández Domínguez, Juan Miguel Román, Euclides Morillo, Illio Capocci y otros combatientes.

La Guerra de Abril  se inició al mediodía del 24 de abril cuando militares y civiles se alzaron en armas para derrocar al gobierno ilegal que encabezaba el doctor Donald Reid Cabral y reclamar el retorno del gobierno constitucional del ex presidente Juan Bosch, quien había sido derrocado por un golpe de Estado el 25 de septiembre de 1963.