Las alteraciones del crecimiento en los niños

http://hoy.com.do/image/article/330/460x390/0/2165FE53-2B0E-4DB9-B3D6-0D2049957580.jpeg

Se basa, como todo en Medicina, en una historia clínica completa que busca datos gracias al interrogatorio y en una exploración física que añadirá los signos y síntomas necesarios para llegar a una conclusión:

Historia clínica, valorando los antecedentes familiares de talla y desarrollo puberal y los datos de velocidad de crecimiento del niño.

Se buscan alteraciones en la apariencia externa de origen congénito, midiendo los segmentos corporales y la longitud de las extremidades.

Peso, talla, perímetro cefálico, torácico y braquial (brazo). Determinar el estadio puberal en que se encuentra el niño.

Pruebas de laboratorio: bioquímica, genética, hormonas.

Radiología: TAC, RMN. Determinación de la edad ósea mediante una radiología de la mano izquierda, que nos permite conocer si hay pubertad precoz y establecer un pronóstico de talla. Curva y velocidad de crecimiento.

Aparición de los caracteres sexuales secundarios: vello pubiano, mamas.

Fuente: Prevenir

Historia nutricional
Aspectos psicosociales. Medicaciones prolongadas, anabolizantes, corticoides.

Exploración física general: cardiopulmonar, abdominal, renal, sistema nervioso.

¿Cuál es el tratamiento?

Al tratarse de un problema con muchas causas, como hemos visto anteriormente, es imprescindible la asistencia médica y, en la mayoría de los casos, especializada. Es un problema que presenta diversas opciones terapéuticas y en muchos casos tratamientos hormonales complejos que requerirán control estricto del médico.

En algunas causas el tratamiento es sencillo; por ejemplo, en el caso de la talla baja familiar será sintomático y en otros casos la paciencia es buena consejera y así se lo harán saber. La psicoterapia también está presente en las indicaciones que le pueden proponer, la mejora de la nutrición, el ejercicio físico, etc.

Proponer tratamientos con hormona del crecimiento u otros derivados en el caso del hipocrecimiento o utilizar bromocriptina, estrógenos y testosterona en casos de hipercrecimiento será siempre una decisión individualizada y bajo estricto control del especialista, que en la mayoría de los casos es un endocrinólogo.

Lo más importante es acudir al médico para hacer los controles rutinarios de los niños y es en esos reconocimientos en donde se pueden detectar de forma precoz las alteraciones en el crecimiento que serán definitivamente estudiadas y tratadas.