Las armas todavía no han llegado

El secretario de las Fuerzas Armadas, teniente general José Miguel Soto Jiménez, dijo que desde el año 1988 la República Dominicana no recibe ningún tipo de armamento para las Fuerzas Armadas dominicanas y afirmó que el proyecto de Estados Unidos para la entrega de armas al país data de hace más de cinco años.

Explicó que inmediatamente lleguen 20,000 fusiles M 16 para las Fuerzas Armadas dominicanas, igual número de armas serán destruidas como material bélico desfasado.

Indicó que la entrega de esas armas se ha retardado por los conflictos de Medio Oriente.

Soto Jiménez afirmó que en ningún caso las Fuerzas Armadas dominicanas “hemos prestado apoyo a grupos rebeldes ni tampoco gubernamentales” en Haití.

Afirmó que los 20,000 fusiles a que se refiere el senador Cristopher Dodd, de los Estados Unidos, no han llegado al país.

El senador del Partido Demócrata por Connecticut requirió de la administración del presidente George Bus que explique si los contribuyentes estadounidenses pagaron para entrenar a los haitianos que prepararon el derrocamiento del presidente Jean Bertrand Aristide.

Dodd quiere determina si la República Dominicana se utilizó para la transferencia de armas y planeamiento del golpe contra Aristide y dijo que tiene cartas del Departamento de Defensa que indican que Estados Unidos suministró 20,000 fusiles M 16 y otro equipo al Ejército dominicano durante los últimos dos años.

Dodd dijo que le preocupa que esas armas o las armas sustituidas por Estados Unidos terminaran en manos de rebeldes que intentaban derrocar a Aristide.

A su vez el jefe del Ejército dominicano, mayor general Jorge Radhamés Zorrilla Ozuna, negó hace una semana que las fuerzas opositoras de Haití, comandadas por Guy Philippe, se entrenaran en el país como afirmara el legislador estadounidense.

Es la segunda ocasión que un senador estadounidense se refiere al tema. El primero fue Donald Payne, también demócrata de Nueva Jersey, quien pidió a su gobierno que explique por qué vendió 3,500 armas a la República Dominicana.

Payne aseguró que fue en la República Dominicana donde ex paramilitares haitianos organizaron la rebelión que terminó con el gobierno de Aristide.

De su lado Dodd afirmó que planeó pedirle al inspector general de la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID) que investigara al Instituto Republicano Internacional (IRI).

Hace dos años la USAID le dio al IRI US$1.2 millones para entrenar haitianos.

El IRI entrenó en República Dominicana a 600 haitianos que cruzaron la frontera desde Haití, dijo Thayer Scott, vocero del Instituto Republicano.