Las ciudades más caras son Singapur, Hong Kong y París

Vivir.Torre Eiffel
Vivir.Torre Eiffel

Por primera vez en la historia, en el ranking que elabora cada año la consultora Economist Intelligence Unit se ha producido un triple empate Singapur, Hong Kong y París como las ciudades más caras para vivir.
La ciudad-estado de Singapur ya tenía la corona en la anterior edición, pero las dos metrópolis rivales la han alcanzado en la cima.

En términos generales (se toma como referencia el coste de la vida en Nueva York, índice 100), las urbes más caras se sitúan en su mayoría en Europa y Asia. El estudio abarca a 133 ciudades. En el Viejo Continente, los “sospechosos habituales” -así se les cita en el informe- son Zurich y Ginebra, respectivamente en el cuarto y quinto lugar.
En cuanto a París, hay que recordar que forma parte del top ten desde el 2003 y es la única, en las primeras diez, que pertenece al área del euro.
Uno de los factores a destacar en la edición de este año es el crecimiento de las ciudades norteamericanas y esto se debe en gran medida a la apreciación experimentada por el dólar. Así, Nueva York y Los Ángeles, las únicas dos urbes de EE.UU. en la parte alta de la tabla, han ido ganando posiciones ya que el año pasado se situaban en el lugar 39. Tel Aviv se consolida en cambio como la ciudad más cara de Oriente Medio.
En el otro frente, las dificultades económicas y el desplome cambiario y la subida de la inflación han pasado factura a algunas metrópolis de los países emergentes. Y esto vale especialmente para Argentina, Brasil, Turquía y Venezuela. Estambul, por ejemplo cayó 48 puestos hasta el lugar 120. Mismo discurso para Buenos Aires, víctima de la devaluación del peso. Las ciudades de India y Pakistán son, desde siempre, entre las baratas del mundo. Caracas, en pleno colapso económico cierra la tabla.
Las ciudades emergentes que más crecieron fueron Sofia y Casablanca. El caso de la capital búlgara es interesante: su divisa está vinculada al euro, pero el país no forma parte de la moneda única. Aunque sigue siendo muy conveniente, en algunos apartados como la comida empieza a converger con el resto de Europa.
En Asia es caro comprar comida, mientras que en Europa el ocio y el cuidado personal requieren gastar mucho dinero. Pero, a partir de allí, aparecen algunas disparidades curiosas. Por ejemplo, coste de comprar un coche, incluyendo el coste del seguro y el mantenimiento en Tel Aviv es un 64% más caro que en Nueva York. Un kilo de pan en Seúl puede salir por 16 dólares, pero en Karachi por 1,4, es decir diez veces más barato.

En París, sólo salen a cuenta los vicios: en comparación con otras ciudades son más convenientes el alcohol y el tabaco. Un corte de pelo para mujeres en Damasco cuesta 8 dólares, pero en París 120.
Los pronósticos para 2010 son todavía inciertos entre otras razones porque habrá que descontar, según los analistas, un efecto Brexit.
La guerra comercial entre China y EE.UU. también podrá afectar al consumo y al coste de la vida, especialmente si se encarecen las importaciones.
1. Suben de puesto
Nueva York y Los Ángeles, las únicas dos urbes de EE.UU. en la parte alta de la tabla, han ido ganando posiciones ya que el año pasado se situaban en el lugar 39.

2. De Oriente Medio
Tel Aviv se consolida en cambio como la ciudad más cara de Oriente Medio.

3. Con más crecimiento
Las ciudades emergentes que más crecieron fueron Sofia y Casablanca. El caso de la capital búlgara es interesante: su divisa está vinculada al euro, pero el país no forma parte de la moneda única.