Las clarinadas de Euclides Gutiérrez Félix

Señor director:

El doctor Euclides Gutiérrez Félix acaba de demostrar tras el gran revuelo producido por sus recientes revelaciones, que dentro del PLD es la figura política de más peso y autoridad moral.

Ciertamente hay funcionarios y dirigentes del partido de gobierno que se han apartado de las enseñanzas de honestidad y servicio a la patria del profesor Juan Bosch.

Con el carácter y la firmeza que le caracteriza, el reconocido tribuno y culto intelectual político ha desatado un debate dentro y fuera del partido oficial de proporciones insospechables.

Euclides Gutiérrez quiere en el fondo un PLD más cerrado y con una sola voz de mando donde nadie se atreva a discrepar de manera pública como ocurre ahora.

En un dirigente zorro y sagaz como Gutiérrez Félix, con un dominio absoluto de la retórica y la escritura, jamás se podrá alegar que se trató de una ligereza o un exceso la bomba atómica que lanzó. Su objetivo es claro y preciso, llamar al orden a los peledeístas y meter el cuco de que serían enviados a la cárcel si pierden el poder.

La oposición que no se lleve a engaño ni se haga mayores ilusiones, pues la división en el PLD es todavía un mito, debido a que esa estructura ha aprendido a amar el poder, a defenderlo y disfrutarlo.

 

Atentamente,

 

MIGUEL PINEDA LÓPEZ