Las idas y vueltas de Leonel Fernández

Las idas y vueltas de Leonel Fernández

Luis Scheker Ortiz

Me había dispuesto a felicitar al amigo y pasado presidente de la República, Leonel Fernández Reina, presidente del partido La Fuerza del Pueblo cuando, abierta la página 14 del periódico El Dia de fecha lunes 14 de noviembre en curso, leo: “Leonel califica de “inaceptables las exigencias directas del Alto Comisionado de la ONU, Volker Turk. Requiere al gobierno dominicano “detener las deportaciones de extranjeros haitianos” destacando que “exceden el mandato del Alto Comisionado de promover los derechos humanos que deben mantenerse siempre dentro del marco de soberanía estatal que corresponde a cada Estado.”

Me satisfizo doblemente su intervención porque esa atinada reacción del Dr. Leonel Fernández venía a coincidir y fortalecer precisamente una análoga respuesta que formulara el presidente Luis Abinader Corona apenas el día anterior, defendiendo enfáticamente, nuestra soberanía como nación libre e independiente de toda potencia extranjera y rechazando de plano, calificando de intrusa, la intervención del Alto Comisionado de la ONU, en presencia una nutrida concurrencia que respalda y apoya su gestión gubernativa.

Puede leer: Una flor para Orlando

Pero resulta que ese mismo lunes 14 de noviembre el Dr. Leonel Fernández Reina, al parecer obnubilado, se despacha con estas envalentonadas palabras: “El pueblo dominicano está frustrado por la mala gestión de este gobierno, repitiendo, con punto y coma, las mismas palabras que no muchos días atrás había dicho y habiendo sido publicadas en la prensa mientras daba la bienvenida a “cientos de empresarios de transporte y dirigentes del PRM y del PLD que se juramentaron entonces como nuevos miembros de la Fuerza del Pueblo.”

La memoria, al parecer, le está fallando al político y amigo y eso es como es sabido, debe ser motivo de preocupación no solo para él, presidente de su nuevo partido también de sus correligionarios militantes, siendo considerado, al día de hoy, como el único adversario que pudiera (con muy pocas posibilidades) hacerle frente y vencer al Partido Revolucionario Moderno (PRM) y al Presidente de la República Lic. Luis Abinader en caso que este decidiera relegirse en las próximas elecciones. Esto último no debería extrañar a nadie que haya seguido sus pasos como un gobernante cercano a su pueblo, comprometido con la verdad y la justicia, apegado a gestión política y administrativa digna que lo ennoblece, si terminado su primer periodo de gobierno decidiera repostularse siendo de ingrata recordación su mayor partido opositor, el PLD que preside el Lic. Danilo Medina Sánchez y que durante los 20 años de su gobierno no pudo este ser más desdichado y corrupto, siendo el Dr. Leonel Fernández presidente de ese partido y del país, en los años 16 de agosto 1996-2000 y 16 de agosto 2004 – 1912, por lo que su deplorable gestión presidencial de los últimos años no le capacita para juzgar y condenar al actual Gobierno. El pueblo perdona, pero nunca olvida.

Publicaciones Relacionadas