Las interferencias tecnológicas en la comunicación interpersonal cotidiana

Tahira Vargas

Las relaciones personales tienen un gran peso en el sostenimiento de la vida social en nuestra cotidianidad. En nuestra cultura social la comunicación combina el lenguaje verbal y no-verbal, muchas veces las expresiones no-verbales de gestos y miradas ofrecen mayor contenido de comunicación que el lenguaje verbal.

Este peso de la comunicación interpersonal sostenida en la combinación del lenguaje verbal y el no-verbal ha ido cambiando con los avances tecnológicos. Las comunicaciones tienden a alejarse del estilo directo sostenido en el diálogo con presencia física y con la combinación del lenguaje verbal y no-verbal. Cada vez están más mediadas por aparatos tecnológicos en los que se puede sostener conversaciones a base de textos, videos o imágenes que tienen como base fundamental el lenguaje verbal, “lo que a mí me interesa expresar o decir” o la selección de “lo que me interesa que vean” que no necesariamente está conectado con los sentimientos y emociones que se expresan en el lenguaje no-verbal espontáneo.

Los gestos, silencios, expresiones de emociones y sentimientos en forma espontánea presentes en la comunicación y el diálogo directo y físico se afectan notablemente con la comunicación sostenida en base a los celulares, internet y aparatos electrónicos.

Así podemos observar familias que deciden reunirse para compartir una comida, cena o para celebrar un acontecimiento importante. El espacio pautado para compartir y dialogar en forma espontánea-directa se afecta. Se observa a personas que están físicamente cercas no dialogar entre sí, cada una está comunicándose a través de su celular u otro aparato electrónico con otras personas que no están físicamente presentes sino en forma virtual.

En ese escenario se pueden identificar barreras en la comunicación de sentimientos, emociones sostenidas en gestos y miradas desde el contacto físico. Este tipo de comunicación fortalece así una mayor brecha entre “lo que digo y lo que siento”, por la desconexión entre gestos, lenguaje no-verbal y discurso.

Estos cambios tienen más presencia en los estratos medios por el acceso a las tecnologías modernas que son más costosas y que están asociadas a estatus social.

La existencia de barreras de comunicación al interior de familias y grupos con relaciones primarias es independiente de estas pautas combinadas de la interacción con celulares y aparatos electrónicos. ¿Este divorcio lenguaje verbal y no-verbal incrementa estas barreras comunicativas al interior de las familias y grupos de relaciones primarias? ¿Qué impacto puede tener el aumento de las brechas entre palabra-gesto-sentimientos y manejo transparente de las relaciones interpersonales?

¿Cómo afectan estas brechas comunicacionales la interacción social en los distintos estratos? ¿Cuál puede ser su impacto en la cohesión social? ¿Cuáles conflictos pueden ampliarse o incrementarse?>