Las inundaciones crearon condiciones favorables al dengue

http://hoy.com.do/image/article/225/460x390/0/9ED4BECE-8EB2-487F-A8EA-DE20EACE3DC6.jpeg

Las inundaciones en la Línea Nordeste potencializan el surgimiento del dengue, aunque ese es un papel que le corresponde a la Secretaría de Salud Pública, dijo ayer el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias.

Asimismo, el vicealmirante Radhamés Lora Salcedo consideró que las pérdidas ocasionadas por las inundaciones son incuantificables.

En forma hiperbólica, Lora Salcedo dijo que en Montecristi, la provincia más afectada por las inundaciones, “seis mosquitos hacen un asopao y no hay forma de quitárselos de encima, porque están ávidos de picar a quien sea@.

El país es afectado por una epidemia de dengue. Más de cien han muerto este año a causa de la enfermedad. A pesar de la gravedad, la Secretaría de Salud Pública ha minimizado el impacto de esa enfermedad.

“Todo el mundo sabe lo que está haciendo Salud Pública. Yo estoy haciendo mi trabajo para evitar que se muera alguien durante las inundaciones”, expresó.

Precisó que se entera lo que hace Salud Pública a través de la prensa, como la existencia del dengue, que un caso no es mucho y que hay matar de tres a cinco mosquitos.

Lora Salcedo dijo que el secretario de Salud Pública, doctor José Rodríguez Soldevila, se queja con frecuencia de que no tiene recursos, pero “yo tengo de todo”.

Indicó que ayer hizo un recorrido por la zona afectada, donde conversó con los damnificados y reconoció que en ningún refugio nadie está bien, pero si vivo.

Los damnificados se quejan, dijo, de que necesitan más atención médica y están preocupados por el dengue. “Pero hay mucha ñáñara y hay que llevar medicamentos”, precisó el vicealmirante Lora Salcedo.

Explicó que durante las inundaciones murieron muchos animales, vacas, chivos y ovejas, así como animales domésticos, porque no les dio tiempo de salir corriendo.

Dijo que las brigadas, tanto las aéreas, acuáticas y terrestres, auxiliaron a casi 17,000 personas, después de persuadirlos de que no era para apresarlos, especialmente los haitianos que trabajan en las plantaciones.

Lora Salcedo dijo que las ayudas internacionales son una forma de desacreditarse, Aporque de una vez comienzan a decir que nos las cogemos. De una vez dicen que es para que el Presidente no salga de ahí, porque como él aspira”.

Expresó que debe evaluarse los daños ocasionados por las inundaciones, para determinarse cuántas tareas se dañaron de arroz y de cada cultivo.

De su lado, Wenceslao Guerrero, subsecretario de Relaciones Exteriores, dijo que la Cancillería presta una labor complementaria a los trabajos de la Comisión Nacional de Emergencias.

Indicó que ha hecho contactos con delegados, diplomáticos y funcionarios de organismos internacionales, sobre todo el representante de las Organización de las Naciones Unidas (ONU), quien ha estado dando algunas explicaciones de las reuniones que han celebrado para colaborar con la población damnificada.

De su lado, el director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), ingeniero Silvio Carrasco, dijo que las inundaciones no se pueden controlar en las presas existentes, porque en el país se construyen para suplir déficit de agua, sea potable o de regadío y electricidad.

Sostuvo que cuando se diseñan presas para evitar las inundaciones, se mantienen vacías todo el tiempo.