Las inundaciones dañaron 195 mil tareas sembradas

http://hoy.com.do/image/article/210/460x390/0/7D607F63-1FDE-4B86-912D-07EE054ADE8C.jpeg

La Comisión Nacional de Emergencias (COE) informó ayer que más de 65,000 personas fueron evacuadas de zonas de peligro y 195,000 tareas con diferentes cultivos fueron afectadas por las inundaciones provocadas por las lluvias que se han producido desde principios de este mes.

Al mismo tiempo, informó que se mantiene la “alerta roja” desde Mao hasta Montecristi y en cambio, disminuyó a “naranja” a lo largo del río Yuna desde Cotuí hasta la desembocadura de la bahía de Samaná, y en la cuenca del río Yaque del Norte desde Santiago hasta Mao.

De acuerdo con el boletín número 15 dado a conocer por la dirección del COE, nueve personas murieron, tres fueron lesionadas y 1,130 familias quedaron sin hogar.

El total de personas evacuadas suman 47,270, los rescatados fueron 16,519 y 2,159 permanecen en once albergues.

De acuerdo con el director del COE, vicealmirante Radhamés Lora Salcedo, la zona más crítica continúa siendo el Noroeste, debido a la resistencia que encuentran en la desembocadura del río Yaque del Norte las aguas arrastradas desde la parte baja de la cuenca.

Afirmó que esa situación mantiene todavía bajo condiciones de inundación las comunidades de Palo Verde, El Ahogado, Balterio y Montecristi.

Los que murieron a consecuencia de las inundaciones y los deslizamientos de tierra son Alexon y Nelson Rosario P., Eladio Meléndez Portorreal, Carmen Santana, Henry Manuel Mora, Pascual Jiménez, Jorge Lois, Juan Pablo Montilla, Miosotis Paredes y una mujer de nacionalidad haitiana cuyo nombre se desconoce.

Las viviendas de 9,473 familias fueron afectadas, así como centros educativos y oficinas gubernamentales de Puerto Plata, Santiago, Cotuí, San Cristóbal, San Francisco de Macorís, Montecristi, Valverde y Moca, donde además fueron afectadas las tomas de agua potable, puentes, carreteras y caminos vecinales, los servicios de energía eléctrica, telecomunicaciones y el transporte.

El director del COE dijo que según los expertos la cantidad de lluvia desde el primero al 23 de noviembre equivale a la caída en 1979, cuando el huracán David y la tormenta Federico, y los daños a la agricultura son prácticamente iguales.

Agregó que aparte de esos dos fenómenos atmosféricos de hace 25 años y de George hace 5, en el país no se tenían precedentes similares de lo que está ocurriendo hoy.

Informó que gracias a la disminución de las lluvias en las cuencas de los ríos Yuna y Yaque del Norte, las labores de búsqueda y rescate han sido suspendidas, pero que se mantienen las localizaciones de personas y las labores de mitigación y rehabilitación en las zonas afectadas.

“Continuamos con las operaciones de ayuda humanitaria en las zonas afectadas y en el día de hoy (ayer) se envió 100,000 raciones de pan y agua, las cuales están siendo entregadas por la Asociación de Trabajadores de la Harina y miembros de la COE”, dijo.

Se exhortó a los residentes en dichas zonas a hervir el agua como medida de control sanitario.

Estas informaciones fueron suministradas durante una rueda de prensa en la que participaron además el coronel Ramón Francisco Rodríguez Sánchez, relacionista público de la Policía y vocero de la COE; el subdirector de la Defensa Civil, capitán de navío Jesús Avelino, y otras autoridades que tienen que ver con la labor de rescate.