Las paridades cambiarias afectan países emergentes

24_08_2015 HOY_LUNES_240815_ Economía6 E

(Bloomberg)

Kazajistán desistió de controlar su paridad cambiaria, en lo que constituye el último indicio de que los países emergentes dejarán de defender sus monedas luego de que China golpeara los mercados globales al devaluar el yuan.

El país de la zona central de Asia, que tiene a Rusia y a China como principales socios comerciales, anunció que pasa a una flotación libre, lo que desencadenó una caída de 23 por ciento del tenge, a un récord de 257,21 por dólar.

Desde la conmoción de la devaluación del yuan de la semana pasada, una medición de 20 paridades cambiarias de países en vías de desarrollo coronó su mayor caída desde 2000, Vietnam devaluó el dong y monedas desde Rusia hasta Turquía y Malasia declinaron por lo menos 4,6 por ciento.

“El debilitamiento de la paridad cambiaria china para impulsar el crecimiento ha llevado a las autoridades de los demás países a hacer todo lo posible por obtener más ingresos por exportaciones”, dijo por correo electrónico Koon Chow, un estratega de Union Bancaire Privée en Londres.

“Probablemente no sea un dato menor que Rusia y China sean también grandes socios comerciales de Kazajistán”, manifestó.

Kazajistán es el mayor exportador de crudo de Asia central, y las compañías productoras del país se han visto afectadas desde que Rusia dejó de administrar el rublo en noviembre.

Además de la caída de 55 por ciento del petróleo en el último año, el yuan aumentó la presión sobre la paridad cambiaria del país al obligar a los países que dependen del comercio con Rusia y China a buscar formas de mantener su competitividad.

La reconsideración de las paridades cambiarias fijas se hace más urgente conforme la Reserva Federal de Estados Unidos se aproxima a un aumento de las tasas de interés por primera vez desde 2006, lo que ha reducido la demanda de activos de mayor riesgo.

‘10 en problemas’. La declinación del yuan –la mayor en dos décadas- constituyó un nuevo agente catalizador para los bajistas en mercados emergentes al desplazar su atención a países que dependen de China para exportar.

Morgan Stanley señaló que los “10 en problemas” son los que más riesgo corren, entre ellos Brasil, Perú, Corea del Sur, Tailandia, Taiwán y Sudáfrica.

El rand cayó el jueves pasado por debajo de los 13 por dólar por primera vez desde 2001 y el real ha bajado el mayor porcentaje entre los países en vías de desarrollo desde 2015.

La lira turca ha llegado al punto más bajo de que se tenga registro por sexto día consecutivo, mientras que el ringgit de Malasia se negocia al nivel más bajo en 17 años.

Ambas monedas también se ven afectadas por profundas tensiones políticas internas.