«Las playas son espacios de dominio público; nadie tiene derecho de propiedad», Eugenio Cedeño

«Las playas son espacios de dominio público; nadie tiene derecho de propiedad», Eugenio Cedeño

Eugenio Cedeño aboga porque no se privaticen las playas.

El diputado por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), Eugenio Cedeño, reiteró que ninguna persona tiene el derecho de apropiarse de una playa, ya que dicho espacio está contemplado por ley que es de domino público.

«La playa es inalienable, inembargable. Nadie puede pretender tener ni tenido el derecho de propiedad sobre esa franja», aseguró el congresista, quien propuso el pasado 8 de noviembre a en la Cámara Baja un proyecto de ley que tiene como propósito establecer régimen legal aplicable al libre acceso, uso y disfrute del citado espacio.

Hasta el momento, dijo el diputado, no tiene conocimiento sobre concesiones a hoteles para el uso exclusivo de playas.

Sin embargo, Cedeño aclaró que, pese a estar bajo el esquema actual de comercio, los dominicanos tiene el derecho de disfrutar de los recursos naturales.

En ese sentido, aseguró que los que privatizan las playas sólo logran aumentar sus riquezas a través del turismo, sin pensar en los ciudadanos dominicanos.

Le puede interesar: Remozamiento de playas, un paso al desarrollo del turismo sostenible 

Sobre la propuesta de ley, su artículo dos, la pieza estipula que todas las personas, sean ciudadanos o no, tienen derecho al libre acceso y disfrute de las playas, costas y riberas, y que a nadie puede impedirse ese derecho alegando pertenencia de propiedad alguna.

La normativa persigue, además, aumentar la supervisión de los miembros de la Policía Turística, que el dueño de un hotel pague para el mantenimiento, vías de acceso, gestión y seguridad de la playa.

«En el esquema actual, si abrimos las playas puede que se dé ese desorden, o se daría ese desorden, lo cual yo no quiero. Ahora, una ley como esta, en la factura haya un reflejo que diga tasa de mantenimiento de nuestra playa, y ese dinero va a un fondo especial», dijo Cedeño.

Se recuerda que hace varios años, la Unión de Microempresarios del polo turístico de Boca Chica consideró que sería violatorio a la Constitución de la República, el establecimiento de una ley que impediría el libre acceso de los dominicanos a disfrutar de sus playas y ríos en todo el país.

El arquitecto Enrique Feliz, presidente de la entidad, sostuvo que ese proyecto de ley, de la autoría de los senadores Félix Marie Nova Paulino y José Rafael Pantaleón, segregaría el derecho de todos los dominicanos a disfrutar de sus playas y afectaría considerablemente a los pequeños comerciantes.

Eugenio Cedeño

«Esa ley viene motivada por algunos hoteleros y propietarios de negocios, que son en su mayoría extranjeros, que no quieren que nosotros disfrutemos libremente de toda nuestra belleza, playas y ríos», manifestó el dirigente empresarial en declaraciones a periodistas de este medio.

Dijo que dicho proyecto de ley, que se encuentra bajo estudio de la comisión de Turismo del Senado de la República, debe ser rechazado no solo pos los legisladores sensatos, sino también por parte de todas las poblaciones en donde hay playas y ríos podrían ser privatizados.

«Es algo realmente insólito que se quiera impedir que nosotros los dominicanos no disfrutemos de nuestras bellezas por interés de extranjeros dueños de hoteles y restaurantes de lujos, que no les importamos para nada», expreso el presidente de la Unión de Microempresarios de Boca Chica.

El arquitecto Enrique Feliz declaró que en el caso de Boca Chica, al lugar llegan semanalmente mas de 150 mil dominicanos a disfrutar de la playa que proceder a su privatización, provocaría enormes perjuicios a ese importante polo turístico.

«Por ejemplo ahora que estamos en vacaciones de verano, estamos recibiendo entre 150 a 180 visitantes nacionales semanalmente que permiten consumir y gastar en los pequeños negocios que serian entonces los más perjudicados por esa disminución provocada de visitantes», expresó.

Javier Herrera

Javier Herrera

Periodista. "No conoces a una persona hasta que sudas con ella". Proverbio amish.

Publicaciones Relacionadas