Las pyme piden flexibilizar las normas prudenciales bancos

e2

La Asociación Dominicana de Pequeña y Mediana Industria (Adopmi) llamó a las autoridades a flexibilizar las normas prudenciales que se aplican para los créditos a las micros, pequeñas y medianas empresas (mipyme).
Afirmó que esto permitiría el desarrollo del sector, ya que el financiamiento es muy importante para poder avanzar, pero actualmente tanto en la banca pública como privada deben cumplir una serie de requisitos difíciles para una pequeña o mediana industria.
La entidad destacó que el alto nivel de rigurosidad de las normas prudenciales respecto a las mipyme crea grandes dificultades para acceder al mercado formal de financiamiento, principalmente por las garantías hipotecaria y/o solidaria que exigen los bancos.
Silverio Ramírez, presidente de Adopmi, entidad que agrupa a tres mil mipyme, expuso que a muchos jóvenes empresarios no se le ha tomado en cuenta para crédito porque deben cumplir exigencias muy altas. Mientras, existen pequeños y medianos empresarios que tienen entre 10 y 15 años en los que no han podido desarrollarse por las pocas facilidades que tiene el país en cuanto a poner confianza en él y que pueda acceder a un préstamo.
“Un micro es como un pequeño niño que empieza a crecer, que no sabe dar los pasos necesarios para caminar y necesita apoyo porque si no se cae. Un joven empresarios es un muchachito y si tu le pones mucha carga se va a derrengar, entonces no puede ser así, la banca nuestra no puede ser tan cruel pues lo primero que ahogan es la productividad y con ella la competitividad”, precisó.
Expuso que la banca dominicana es cruel y para acceder a un préstamos de un millón de pesos hay que llevarle un grupo de papeles, pero aun así es difícil obtener una buena calificación. Además de que si no se le paga a tiempo a los bancos estos te afectan el historial crediticio.
Afirmó que desde siempre el sector ha adolecido de falta de financiamiento y los empresarios han avanzado porque han tenido la fortaleza y la valentía de tomar créditos carísimos y han podido salir a camino porque le has ido bien.
Agregó que además los intereses son muy altos y los plazos para pagar son muy rápidos. Abogó por buscar mecanismos en que los empresarios puedan pagar los intereses pero no el capital en los primeros meses y luego que se esté produciendo y vendiendo se pueda ir pagando el capital prestado.
Ramírez ofreció estos detalles al participar como invitado en el Encuentro Económico de HOY, junto a los directivos de la Adopmi: Silver Ramírez, vicepresidente; Alexandra Yunén, consultora legal, y los miembros Rafael Suazo, Alfredo De Oleo, Josme Ramírez, Alfonso Gil y William Rosario
Los directivos de la Adopmi destacaron los aportes de Banca Solidaria, que se ha enfocado en los préstamos micro empresarios, sin embargo no está atendiendo a las pequeñas y medianas industrias.
Ramírez dijo que es vital que se cumplan los decretos y leyes emitidas por el presidente Danilo Medina que favorecen que se les compre a las pyme y a las industrias nacionales, ya que crea todo un círculo positivo en la creación de empleos. Estas compras gubernamentales también favorecen al crédito pues cuando un banco observa el contrato pues tiene una garantía de que puede prestar el dinero y el pyme tendrá como pagarlo.
Entiende que los problemas del acceso al financiamiento y sus costos, así como las compras gubernamentales son problemas que persisten porque no hay voluntad política de las autoridades para resolverlo.
Agregó que en el país hay muchas personas trabajadoras y que siguen apostando al desarrollo, pero no pueden dejarse solas de parte de la autoridades.
Destacó que tienen muchos años abogando por los cambios que necesita el país para poder lograr el desarrollo de los sectores productivos.
Dijo que desde el 1993 los empresarios y profesionales han abogado por enfrentar la globalización y buscar la forma de fortalecer las empresas y lograr exportar frente a la necesidad de la apertura comercial.
Afirmó que República Dominicana debe analizar cómo se han desarrollado países como Japón, China y otros países asiáticos, cuyos empresas y funcionarios se han enfocado en trabajar junto al sector industrial como eje central para impulsar el desarrollo de la economía.
Expreso que estos son los principales desarrolladores del país, pues son los que producen los bienes.