Las remesas dan un  respiro a los haitianos

http://hoy.com.do/image/article/486/460x390/0/326AB610-B938-416D-A800-2DA75BDD7E25.jpeg

Puerto Príncipe. Agencias  Los bancos y las casas de cambio se han convertido en centros de tumultuosa peregrinación para miles de sobrevivientes, que daban gracias a familiares y amigos en el extranjero por haberles enviado el mayor alivio posible en su desgracia al cabo de dos semanas: dinero.

“Voy a comprar comida, esta es la principal prioridad de mi familia”, dijo Celin Veguel. “Por primera vez desde el 12 de enero, mi familia va a poder tener una comida completa”.

Desde las 5 de la mañana de este martes, Veguel había llegado a la sucursal de C.A.M en la transitada calle Delmas de esta capital. Era su segundo intento.

“Nos hace falta agua, leche y granos”, comentó. “Desearía con todas mis fuerzas comprar más cosas, pero tengo una niña en el hospital”.

Veguel, ex asistente de contabilidad desempleada desde hace poco más de un año, todavía al mediodía esperaba esperaba la confirmación de la transferencia de $80 que debía llegarle desde Francia.  Además de comida, dijo, buscará medicinas para la menor de sus dos hijas, herida en el terremoto.  “Creo en Dios y estoy segura de que él también nos ayudará”, aseguró.

La reactivación de las remesas trajo una dosis de optimismo a un país que vive en buena parte del dinero enviado por cerca de 2 millones de personas establecidas principalmente en Estados Unidos, Canadá y Francia. Aún en tiempos normales, el ingreso promedio apenas alcanza los $600 anuales y más de la mitad de la población debe conformarse con menos de $1 al día.  El presidente de la Asociación de Profesional de Bancos de Haití, Maxime Charles, dijo que la expectativa sobre la reactivación del tránsito de remesas era grande en la nación, ya que los haitianos “tienen una gran necesidad de adquirir alimentos”.

Las largas filas frente a los bancos y casas de cambio ponían a prueba la paciencia de los haitianos. La desorganización, las manifestaciones de violencia y unas medidas de seguridad extremas obligaron a muchos a esperar hasta 10 horas bajo un calor agotador. 

Embajada de Chile

El embajador chileno en Haití dijo que la lle llegada de tropas de Estados Unidos   ha sido demasiado imponente. “Si bien ha sido positivo lo que han hecho para reestablecer el tráfico aéreo, a nivel de presencia militar su demostración de fuerzas es  excesiva”.

 Preocupación

Les preocupa  la actitud de  E.U. que  primero permite  aterrizar sus aviones y luegos  los  demás. Explican que en Francia quedaron molestos por la postergación de un vuelo.