Las tasas de interés dan un respiro

POR FAUSTO ADAMES
La baja experimentada en la tasa de cambio, la confianza y prudencia entre los agentes económicos, así como las medidas monetarias restrictivas adoptadas por el Banco Central, han infundido una presión de alivio en las tasas de interés de los bancos comerciales, tanto en las activas como en las pasivas, pero no así en las de las asociaciones de ahorros y préstamos.

De acuerdo con los últimos informes del Banco Central, las tasas de interés activas bajaron un 10.63% del período comprendido entre abril y septiembre de este año, al descender de 35.67% a 31.88%, mientras las activas decrecieron en 8.68% en el período analizado, al bajar de 22.60% a 20.79%.

Sin embargo, las activas han comenzado nuevamente un ritmo ascendente del pasado 15 de octubre en adelante, según el reporte más reciente del Banco Central.

Al respecto, La presidenta del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), Elena Viyella, informó la semana pasada que la baja experimentada en las tasas de interés, se deben al descenso del tipo de cambio.

Para Viyella, los empresarios en general entienden que la baja en la tasa de cambio es favorable para la economía del país, puesto que este descenso mejora los índices macroeconómicos y favorece la baja en las tasas de interés.

Los comerciantes, por su parte, entienden que los anuncios hechos en los últimos días por las autoridades monetarias sobre la baja de hasta 20 puntos en los intereses que se cobran por los certificados de inversión del Banco Central, han incidido también en las disminuciones experimentadas en las tasas de interés de los bancos comerciales.

Es necesario que los comerciantes tengan acceso al financiamiento que ofrece la banca privada de manera más equitativa, para que puedan hacer más negocios y vender productos más baratos, entienden representantes del comercio.

La tasa de interés de los certificados del BC desciende un 55%

Mientras tanto, sigue su declive la tasa de interés que paga el Banco Central por los certificados de inversión, pues en la última subasta de títulos-deuda convocada por la institución monetaria, el rendimiento bajó a una tasa promedio de 27%, lo que reporta un descenso de 55%, comparado con la tasa promedio de 60% en que se situó en mayo pasado.

En la última subasta de certificados, realizada esta semana, la tasa de interés se colocó en 32 y 27%.

Un aspecto que sigue llamando a la atención es que el Banco Central sigue recibiendo ofertas por encima del monto que anuncia en sus subastas. Es decir, a pesar de que el rendimiento de la tasa de interés mantiene una tendencia a la baja, el interés del público por los certificados se mantiene.