Las tristezas de las mascotas abandonadas

http://hoy.com.do/image/article/217/460x390/0/A2928E39-9112-44D0-8A00-FDB780CAA14E.jpeg

La convivencia entre seres humanos y animales no sometidos al trabajo tiene un espacio de estudio en la Ecología. Los etólogos, científicos que estudian la conducta animal, dedican extensos escritos a las actitudes de los animales que en condiciones de adoptados comparten el ambiente con los seres humanos. Estos animales exhiben conductas que en su ambiente natural resultan totalmente diferentes, erradas para los animales de vida salvaje.

Entre los animales de más fácil adaptación a las condiciones humanas de vida están los perros, los gatos, los caballos, las ratas y algunas aves. Pero son los perros los que exhiben la mayor facilidad para la convivencia con seres humanos, habiendo logrado incluso cierta comparación cronológica entre el desarrollo de la inteligencia humana y su propia inteligencia.

Los perros han desarrollado la mayor capacidad de fidelidad hacia los humanos hasta ahora conocida entre animales. Estos seres suelen soportar incluso excesos de crueldad de parte de sus amos sin renunciar a su amor. Para estar más cerca de los amos adoptan todas las costumbres de estos, incluyendo las horas de comida, de descanso y de diversión. Los perros no pierden la menor oportunidad para demostrar afecto por su dueño, llegando algunos perros a elegir entre los miembros de la casa a uno al que le dedican la mayor cantidad de atención y mimos.

Se conoce de perros que en tal dedicación de amor han renunciado a la vida cuando el amo muere. Se sabe de perros que han muerto de hambre y sed encima de la tumba de sus respectivos amos, actitud que no se conoce en otros animales. De dejárseles en libertad de acción muchos más perros harían lo mismo, una actitud que sería calificada de totalmente aberrante y desquiciada de ser asumida por algún hombre o alguna mujer.

Esas actitudes colocan al perro por encima de los seres humanos en la capacidad de sentir y dar cariño. Pero así como tienen esa capacidad, su capacidad para la tristeza es igualmente grande y casi infinita.

La tristeza que exhiben las mascotas cuando son menospreciadas, ignoradas, dejadas de lado, olvidadas o expulsadas es real, constatable. Pero en los perros esa tristeza consigue la mayor expresión de la desolación.

Recientemente una perra pastor alemán fue abandonado por sus dueños en los jardines del Palacio de Bellas Artes. Con una pata trasera lastimada y con la mirada más triste del mundo se mantenía echada sobre la grama y negada a ingerir comida o agua, como a la espera de una muerte que tendrá que llegar si se mantiene en ese estado.

Abandonada, expuesta permanentemente al sol, al rocío y a la lluvia, una perra pastor alemán viene a ser en estos días la mejor muestra de la enorme diferencia que existe entre el amor de un perro por sus amos y el supuesto amor de la gente por sus mascotas.

Una perra pastor alemán, con su soledad y tristeza, es la prueba más evidente de que la naturaleza y los miles de seres vivos que la componen no tiene nada que esperar de parte de los seres humanos, incapaces de retribuir el amor de los animales que nos aman. Mucho menos esperanza pueden tener de la especie humana aquellas especies que, como las plantas, no están en capacidad visible de manifestar algún tipo de sentimiento.

[b]La opinión de José Raul Nova[/b]

José Raul Nova es médico veterinario y especialista en el entrenamiento de perros. Cuando le expuse el caso del perro pastor alemán abandonado en Bellas Artes me explicó que “las mascotas, y específicamente los perros, al ser abandonados entran en un estado de stress emocional inmenso que se agrava progresivamente en la medida en que éstos se ven obligados a insertarse en un ambiente totalmente desconocido para ellos.

“En principio ese stress les priva del apetito, pero luego se ven compelidos a buscar qué comer y a competir con otros animales de la calle en esa búsqueda. Los perros, alimentados por mucho tiempo con dietas definidas, recurren a comidas descompuestas, huesos y otros desechos, lo que les deteriora y les ocasiona severos trastornos, cólicos, perforaciones intestinales y luego un shock”.

El doctor José Raul Nova reconoce que la depresión económica suele hacer que algunas personas prescindan de sus mascotas lanzándolos a la calle por no poderlos mantener. “Algunas personas suelen poner avisos en sus casas como “se regala un perro por motivo de viaje”, pero en realidad lo que ocurre es que no pueden mantenerlo. No van de viaje a ningún lado, pero intentan conseguir alguien que se encargue del animal, lo que puede ser una salida más honrosa para el amo”.

[b]Una legislación para los animales[/b]

Para las personas comunes de nuestro país respetar el derecho de los animales es cosa de países desarrollados. Plantear la necesidad de una ley que regule la tenencia de mascotas, el manejo de animales de trabajo, la venta de animales y que penalice la crueldad con éstos es vista como algo para lo que no estamos preparados.

El doctor José Raul Nova señala la necesidad de establecer una legislación que se ocupe de los animales, que obligue a las personas a ser más responsables con los animales bajo su custodia, a resolver sus necesidades y a tener alternativas para situaciones de enfermedad o muerte de sus mascotas. “Hay quienes creen añade que en un país con tantos niños en la calle ocuparse de los animales está fuera de lugar o reservado para sociedades como la suiza, por ejemplo”.

Nova señala el hecho de cómo nos ven los ciudadanos de países desarrollados que vienen de visita a la R.D. en relación al trato que damos a los animales. Cita el caso de un europeo que se mudó al país cautivado por su belleza, y viendo un caballo herido frente a su casa lo reportó, pero nadie se ocupó. Luego de varios días el caballo se murió en el mismo sitio, y la “solución” local fue incendiarlo en el mismo sitio. El ciudadano europeo recogió sus bártulos y se fue del país.

[b]Definiciones Naturales[/b]

[b]- Hematopoyesis[/b]

Proceso de formación de las células sanguíneas que tiene lugar en distintos órganos (bazo, médula ósea, ganglios linfáticos…).

[b]- Inhibición[/b]

Interrupción o suspensión de una determinada actividad.

[b]- Lente[/b]

Masa de vidrio limitada entre dos superficies regulares, cóncavas o convexas (o una de ellas plana) que forma parte de los sistemas ópticos por su propiedad de modificar la trayectoria de los rayos luminosos. (La conocida lente biconvexa recuerda la forma de una lenteja).

[b]- Maltosa[/b]

Disacárido formado por dos moléculas de clucosa unidas mediante enlace glicosídico. Se encuentra, entre otras sustancias, en la malta, de donde toma su nombre.

[b]- Nesosilicatos[/b]

Silicatos constituidos por tetraedros de sílice aislados, que se unen unos con otros mediante iones metálicos. Pertenecen a este grupo el zircón, el olivino y los granates.

[b]- Oncosfera[/b]

Estado larvario de los gusanos Platelmintos Eucestodos (tenias) caracterizado por su forma esférica con tres pares de ganchos. También se llama hexacanta.