Las ventajas de las primarias

TIRSO MEJÍA-RICART
La ley de Elecciones Primarias constituye un paso fundamental hacia la construcción de una democracia participativa de ciudadanos que muchos deseamos para el país, aunque sabemos que esto no es una panacea para todos los males derivados de la cultura política autoritaria y excluyente que padecemos los dominicanos.

Sin embargo, esta legislación está llamada a producir efectos políticos muy positivos, entre los cuales figuran los siguientes:

1.- Amplía la participación de la ciudadanía en la selección de candidatos a cargos electivos.

2.- Establece un mecanismo de arbitraje y legitimación de las candidaturas de los partidos, evitando que éstos se dividan o colapse todo el sistema democrático.

3.- Evita que las cúpulas de los partidos manipulen las candidaturas en su favor.

4.- Al participar tanto las bases de militantes como los simpatizantes no inscritos, se eliminan posibles fraudes por exclusiones interesadas por parte de grupo rivales del partido.

5.- Como en las elecciones primarias se trata de un sufragio universal y simultaneo, no es posible que los militantes y simpatizantes de un partido influyan en la elección de los otros.

6.- Como las elecciones primarias implican uso de voto preferencial, éstas eliminan por innecesario el voto preferencial en las Elecciones Generales y con esto las rivalidades entre candidatos que sean compañeros del mismo partido, como se dan en la actualidad.

7.- Si la Junta Central Electoral establece las máquinas automáticas de votación, esto haría más fácil y rápido el proceso de las primarias, pero estas no son necesarias para su implementación.

8.- Con el establecimiento de las elecciones primarias, la ley 12-00 que norma una participación femenina mínima de un 33% en las candidaturas a diputados y regidoras en posiciones alternas, en boletas con listas cerradas y bloqueadas.

9.- Se mejorará la calidad humana de los candidatos a posiciones electivas, ya que la totalidad de los militantes y simpatizantes de los partidos podrá escoger más libremente a los mejores entre los precandidatos, aunque hay que reconocer que las primarias no son una panacea para los problemas políticos dominicanos, por que hay un factor existencial que no se elimina de un todo con su establecimiento.

10.- Crearán un mecanismo más transparente y competitivo, que mejorará la democracia interna de los partidos y estimulará al electorado a tener más en cuenta los méritos para la escogencia de candidatos a puestos electivos.