Latinoamérica tiene que “volver a creer en el Estado”, titular de CEPAL

http://hoy.com.do/image/article/302/460x390/0/E84EEE59-48CD-47EA-B38E-369AA3BE8541.jpeg

MADRID  (AFP) – “Hay que hacer que la gente vuelva a creer en el Estado”, afirmó ayer miércoles en Madrid el secretario ejecutivo de la CEPAL, José Luis Machinea, que calificó de “exageradas” las afirmaciones según las cuales el populismo ha vuelto a la región.

“Hay que hacer que la gente vuelva a creer en el Estado porque es el actor principal si queremos tener sociedades más justas y más equilibradas, aún en una economía de mercado”, afirmó Machinea al presentar el informe “Panorama Social de América Latina 2006”, adelantado en diciembre pasado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en su sede en Chile.

“Cuando en los años 90 se decía que el Estado no tenía por qué meterse, eso es una falacia”, sostuvo Machinea que advirtió contra el “riesgo de captura del Estado por parte de grupos corporativos”, pero insistió en que “si el Estado no tiene un rol, no se construyen sociedades más justas”.

En ese contexto, el titular de la CEPAL sostuvo que los dos “desafíos básicos” de la región a la luz de los buenos resultados macroeconómicos de los últimos años, son lograr un “crecimiento sostenido” y avanzar en la “construcción de la cohesión social” porque “el riesgo de mediano plazo es quedarnos sentados viendo qué bien nos va”, opinó.

Pero a la hora de analizar la falta de cohesión social, consideró que deben tenerse en cuenta dos aspectos: las brechas en la distribución del ingreso, el acceso a la educación o a la vivienda, pero también las “percepciones de la sociedad”.

“Si la gente piensa que las instituciones de la democracia no funcionan bien, que hay corrupción, que el sistema judicial tiende a actuar de acuerdo a intereses de los poderosos o que los parlamentos no funcionan, es difícil pensar que la gente sienta que es necesaria la solidaridad para cobrar impuestos”, explicó Machinea.

“Eso dificulta la construcción de una cohesión social” que necesita financiación, afirmó. “Por todo esto hay que construir una mayor institucionalidad y aumentar la transparencia”, destacó. En el último cuatrenio (2003-2006), América Latina registró un crecimiento del 3,5% anual, una reducción de la pobreza al 38,5% (205 millones de habitantes), una baja del desempleo al 8% y una mejora en la distribución de los ingresos, según ese documento.

“América Latina crece con menos vulnerabilidad a lo externo. Es un crecimiento más sano que a principios de los 90 (…) pero no son todas buenas noticias, pues sigue siendo el continente más inequitativo”, afirmó Machinea, antes de indicar que el empleo informal y la consecuente falta de protección social alcanza a casi el 50% de la fuerza laboral de la región.

Admitió que algunos gobiernos de la región tienen “un lenguaje más duro” cuando se analiza el impacto de políticas de estatización como el caso de Bolivia, donde “más que nacionalizaciones (de sus hidrocarburos), fueron renegociaciones de contratos”.

Ante el aumento de los precios del crudo, “fue una reacción natural para que la mayor parte de la renta se quede en el país”, opinó Machinea antes de recordar que “Chile lo hizo con las empresas del cobre”.

“Y uno no puede decir que Chile no respete la ley o las reglas del juego”, aseguró el economista, para quien lo que cuenta en esos casos es “en qué medida, tras la renegociación de los contratos, los gobiernos aceptan o no la participación del sector privado”.

Machinea calificó de “exageradas” las afirmaciones de que “ha vuelto el populismo a América Latina”.

“Estamos hablando de dos o tres casos que son discutibles, opinables”, puntualizó el responsable de la CEPAL, que en líneas generales alabó el comportamiento “muy responsable” de la región en los últimos años, sobre todo en materia fiscal.