Le resta calidad a Quique y Casanova

POR ROSA ALCANTARA
El doctor Humberto Salazar declaró ayer que el presidente y el secretario general del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Federico Antún Batlle y Víctor Gómez Casanova, respectivamente, no tienen calidad moral ni política para cuestionar la actitud de los dirigentes que integran el Proyecto Primera Vuelta y el Consejo Presidencial Reformista.

Informó que los que fueron “expulsados” por la dirección de la “franquicia” del PRSC y que apoyan al presidente Leonel Fernández a través de los dos movimientos antes señalados, acudirán por ante la Suprema Corte de Justicia para hacer valer sus derechos legales. Consideró que Antún Batlle y Gómez Casanova cometen el “ridículo” cuando cuestionan situaciones que lo que hacen es desnudar la enorme crisis a la que han llevado al PRSC.

“Los miembros del PRSC que ellos intentan decir que no son parte del partido, porque fuimos expulsados entre comillas, sin juicio, sin ser escuchados, violando la Constitución de la República, nos haremos escuchar en el único tribunal de garantías constitucionales que tiene este país, como lo es la Suprema Corte de Justicia”, indicó.

Al ser entrevistado en el programa La Verdad Ante Todo el cual se transmite todos los sábados de 9 a 10 de la mañana por Dominicana FM, Salazar informó que en los próximos días conocerán los pasos legales para que la justicia reconozca una expulsión que contraviene la Constitución.

Dijo que no fueron los miembros del Consejo Presidencial Reformista ni del Proyecto Primera Vuelta los que llevaron al PRSC a un 8% para las elecciones del 2004, ni tampoco los que firmaron la alianza “rosada antinacional” con el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) para la contienda del 2006.

Tras advertir que el PRSC se fraccionará el 11 de junio próximo con la escogencia de su candidato presidencial, expresó que Antún Batlle y Gómez Casanova, a quienes llamó “caricaturas de dirigentes” por su falta de autoridad, no tienen calidad de ninguna índole para cuestionar el accionar de los dirigentes que apoyan al PLD y al presidente Fernández.

Señaló que Antún Batlle firmó para el 2004 un compromiso con el presidente Leonel Fernández hasta el 2010 “y esa misma persona es la que habla hoy día de someter al Presidente y a Morales Troncoso”.

Agregó que Antún Battle fue la persona, entonces secretario general del PRSC, que de forma subrepticia y clandestina firmó un acto de entendimiento con el PLD, en el que se hacía un compromiso para las elecciones del 2004, 2006, 2008 y 2010.

Consideró que el actual presidente del PRSC es la persona menos adecuada para hablar de alianza subrepticia y clandestina.

Dijo que también Antún Batlle fue la persona que en el 1996 cuando era encargado de campaña de Jacinto Peynado lo abondonó para hacer una alianza con Fernández en la primera vuelta y ni siquiera los acompañó a los mitines de cierre de campaña.

Salazar consideró que en un estado de derecho no es posible que un grupo de persona crea que es de su propiedad un partido financiado con fondos del Presupuesto Nacional, para hacer un usufructo de más de 300 millones de pesos que se le entrega a esa organización sin ningún tipo de fiscalización y tratar de expulsar de forma sumaria a los verdaderos símbolos del PRSC.

Asimismo, el dirigente político dijo que nadie les puede impedir el uso de los colores que han signado lo que es la vida política de los reformistas.

“Sostenemos que en el PRSC nadie ha sido expulsado y eso lo veremos en los tribunales de la República en el sitio que ellos consideren y la hora que ellos quieran”, indicó.