“Lecciones de buen periodismo en la isla”

Rafael González Tirado

Asistimos el pasado 14 de marzo en curso (2017) a la presentación del libro “Lecciones de Buen Periodismo en la Isla”, obra autorizada por los organismos Espacio de Comunicación Insular (Espacinsular) y la Asociación Mundial para la Comunicación Cristiana (WACC), primera edición, enero del 2017. El acto tuvo lugar en los salones de la Librería Cuesta de las avenidas Abraham Lincoln esquina 27 de Febrero, de esta ciudad.
Fue un evento de regocijante evocación que motivó a los organizadores y asistentes interesados en realizaciones de la creación en el país del primer centro de nivel académico para formar profesionales de la Comunicación Social, responsabilidad de la Alta Academia de estudios del Estado.
La unidad reunió en sus aulas a docentes calificados como Freddy Gatón Arce, Rafael Richiez Acevedo, Ramón Lugo Lovatón, Rafael González Tirado y Eridania Mir, casi todos profesionales del Derecho, pero preparados en otras disciplinas y con experiencias en la formación de profesionales de nivel superior.
Anteriormente, en el área de la Facultad de Filosofía se estableció un centro para la enseñanza de periodismo (1953), pero funcionó solamente un año.
Gatón Arce fue el primer director de la escuela a nivel profesional que se instaló en el año indicado. Estuvo adscrita a la Facultad de Filosofía y pocos años después fue ubicada dentro de la Facultad de Humanidades, de la UASD y rebautizada como Departamento de Comunicación Social.
Fue estimulante tener este libro a nuestro alcance y leer las entrevistas a un número de distinguidos egresados de esa carrera tan importante, que trazó pautas para otras unidades en diferentes casas de estudios superiores y en extensiones en todo el país.
La fortaleza espiritual de todos los que han contribuido con sus aportaciones a la materialización de estas Lecciones de Buen Periodismo en la Isla, con la coparticipación de destacada comunicadora de Haití y de la República Dominicana, luchadores indeclinables por la libertad y la dignidad de cada hecho de comunicación del mensaje, y en cada acto de su participación en una sociedad inclusiva, por los valores morales y el respeto de los derechos humanos.
Varios de los que participaron en el libro forman el núcleo fuerte de egresados del Departamento de Comunicación Social de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) o que iniciaron su formación en este centro: -Rafael Núñez Grassals, primer egresado y docente en asumir la dirección del Departamento, que reitera su divisa: “Sin ética no hay periodismo”.
-Minerva Isa: La investigación en el periodismo para mí ha sido una pasión”;
-Margarita Cordero: “La industria de la comunicación es una organización perversa”;
-Huchi Lora: “Un gobierno serio sólo lo podremos tener cuando aprendamos a exigir”;
-Bienvenido Álvarez Vega: “Los dominicanos tenemos que aprender a vivir con dignidad”.
-Altagracia Salazar: “Si uno parte del hecho de que la calidad de una democracia es proporcional a la calidad del periodismo, la democracia dominicana está muy mal”.
-Elsa Expósito, exponente-expositora de los más altos valores ciudadanos, modelo perpetuo de las realizaciones de un periodismo vertical y tenaz, esencia de las normas éticas dentro y fuera de las realizaciones de la Comunicación Social. ¡Por siempre!…
Son hijos de una formación ejemplarizadora, que mantienen sus aportaciones, como sus colegas, cuyas capacidad y anhelos de servicios los llevaron temprano a las mesas de redacción, y han descollado, con sus compromisos y sin retorno, por dignidad y por conciencia.