Lenny Kravitz sube las vibraciones de Bogotá entre clásicos y jóvenes

Bogotá. Salió Lenny Kravitz a Bogotá deseando, como es habitual en él, poder volar como una libélula al ritmo de “Fly away” y se metió en el bolsillo, como era previsible, a un público más joven de lo habitual que se unió a los coros de los temas de su nuevo disco (“Raise vibration”) y de sus clásicos.

Su receta ya la había explicado unos días antes, mantenerse fiel a su estilo y a quien él es como artista y la puso sobre un escenario que miraban admirados los menores de edad que acudieron al espectáculo.

Ese fue uno de los requisitos que puso el músico neoyorquino de 54 años, que los niños pudieran ir a ver su primer concierto en Colombia en 30 años de carrera.

A la psicodelia entre rock y funk con que abrió el concierto le siguieron clásicos de ritmo más pesado y tradicional como “Dig in” y sus ya tradicionales versiones de “American woman” y “Get up, stand up”.

Una ventaja de que los niños se acerquen al rock en estos escenarios- Los más veteranos pudieron explicarles que quien originalmente pedía a esa mujer americana que se alejase de él no era Kravitz, sino el canadiense Burton Cummings al frente de los “The Guess Who”.