Leonel advierte crisis amenaza democracia

El Presidente Leonel Fernández propuso una mayor integración de los países del mundo en busca de alternativas a la actual crisis financiera global, la que de agudizarse resultaría una amenaza a la gobernabilidad de muchas naciones.

El Jefe de Estado pronunció el discurso inaugural ayer de un seminario regional que reúne en  La Romana a representaciones de estados y organismos internacionales en busca de iniciativas para encarar la crisis.

 

CASA DE CAMPO, La Romana   El presidente Leonel Fernández demandó ayer una mayor integración de los países del mundo en la búsqueda de alternativas a la actual crisis financiera global, tras advertir que su agudización se transformaría en una amenaza para la estabilidad democrática y la gobernabilidad de las economías emergentes.

 “Nosotros somos de la idea de que en el lugar del G-20, que está bien que se reúnan, aspiramos al G-192 que son todos los países que forman parte del sistema de Naciones Unidas”, dijo Fernández en el discurso inaugural de un seminario regional que reúne en este complejo hotelero a líderes de la región y representantes de organismos extranjeros.

En la ceremonia inaugural habló también la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Barcena, quien coincidió con el presidente Fernández en cuanto a la necesidad de una mayor integración de países en las iniciativas para encarar la crisis y que se impongan regulaciones a los mercados.

“El Emergente Orden Financiero Global: Una Perspectiva Regional”, se inició con una hora de retraso a la espera de la llegada al país de los economistas estadounidenses George Soros y Joseph Stglitz, éste ultimo Premio Nobel de Economía 2001, quienes fueron los expositores centrales del evento, junto al ex ministro de Hacienda de Chile, Nicolás Eyzaguirre, actual director del Departamento para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional. En la mesa de honor tomaron asiento el presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y la primera ministra de Haití, Michelle Pierre-Louis.

Fernández inició su exposición refiriendo los orígenes de la actual problemática mundial, que parte de la llamada crisis hipotecaria en los Estados Unidos y que ha provocado una recesión en la economía global, amenazando a los países de la región.

“Lo que queremos es que en este mundo de economía globalizada nadie quede fuera y por eso hay que ir afinando criterios, conceptos e ideas que nos permitan presentar un punto de vista maduro, razonable y que sirva para la solución de la crisis, dijo.

Fernández, quien acudió al evento acompañado de su esposa, Margarita Cedeño de Fernández, y del secretario de Economía, Planificación y Desarrollo, Temístocles Montás, dijo que se requiere tener una clara visión del problema y definir las políticas para enfrentar esa grave situación que de manera inesperada se ha presentado desde agosto de 2007, afectando las economías del mundo y haciendo tambalear las grandes instituciones financieras, algunas de las cuales han ido a la quiebra.

Zoom

 

Más transparencia

Como reconoció el G-20, Fernández cree que para enfrentar la crisis mundial hay que adoptar mecanismos de transparencia, regulaciones de contabilidad y que los  calificadores de riesgos desempeñen sus funciones con transparencia. “Este problema financiero global no es de la exclusiva competencia de G-20, aunque representen el 90 por ciento del Producto Interno Bruto global. Es un problema del G-192.  De todas las naciones del mundo”.

Dijo que lo que hay es “especulación financiera, una crisis legal, técnica. Y naturalmente cada día ocurren nuevos hechos que generan nuevas preocupaciones y una nueva incertidumbre en el marco de la economía internacional”.