Leonel anuncia harán monumento a Caamaño

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/2BD69769-D7C5-4511-863B-35E3C52F3D18.jpeg

POR MANUEL JIMENEZ
El presidente Leonel Fernández anunció ayer a los hijos del extinto coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó, a quienes recibió en el Palacio Nacional, la construcción de un monumento en honor a su padre en el  Valle de la Lechuga, una zona en plena Cordillera Central donde el líder guerrillero cayera abatido el 16 de febrero de 1973.

Alberto Caamaño Acevedo, hijo mayor de quien fuera el líder militar de la revolución constitucionalista que estalló un 24 de abril de 1965, dijo que también el presidente Fernández impartió instrucciones para el rescate del yate Black Jack que utilizara Caamaño y sus compañeros de armas para desembarcar por Playa Caracoles, Azua.

A dos de los hijos de Caamaño que militan en las Fuerzas Armadas,  Fernández dispuso ayer mismo ascenderlos de rango. Francis Caamaño Acevedo fue ascendido a Mayor del Ejército Nacional en tanto que su hermana, la odontóloga Silvia Caamaño Acevedo fue igualmente ascendida a Capitán de Corbeta de la Marina de Guerra.

Fernández también prometió que el gobierno adquirirá un local para que sirva de albergue a la Fundación Caamaño, de acuerdo a lo informado en rueda de prensa.

El presidente Fernández recibió a los hijos del extinto coronel Caamaño junto al Secretario de Estado sin Cartera, Miguel Mejía, en ocasión de haberse conmemorado el martes el 42 aniversario del estallido de la contienda bélica de Abril de 1965, cuyo objetivo era reponer en el poder al derrocado presidente Juan Bosch, ya fallecido.

Además de Alberto, Paola y Francis Caamaño Acevedo, el mandatario recibió también a Román, Silvia y Tania Caamaño Vélez. Los tres primeros los procreó Caamaño con la señora Chichita Acevedo y los tres restantes con Vicente Vélez.

“El presidente Fernández quiso aprovechar este momento en que se cumplen 42 años de la Revolución de Abril de 1965 para hacer un reconocimiento y para que les hiciéramos una visita de cortesía en la que hemos tratado diversos temas”, dijo Alberto Caamaño.

Los hijos del extinto coronel llegaron a la sede del gobierno a las 12:40 del mediodía y fueron recibidos por el Secretario de Estado sin Cartera Miguel Mejía. Permanecieron aproximadamente dos horas con el presidente Fernández.

Alberto narró que entre los resultados de este encuentro está el rescate del yate Black Jack, que se encuentra virtualmente abandonado el muelle del Country Club de Boca Chica, para reacondicionarlo y exhibirlo como una pieza histórica en el Museo del Hombre Dominicano. En ese yate desembarcó Caamaño junto a otros ocho expedicionarios por Playa Caracoles, en la Bahía de Ocoa, para internarse en las montañas. Al recordársele que esta embarcación había sido cedida en una ocasión al ex guerrillero Hamlet Hermann, sobreviviente de la gesta de Caamaño, pero el hijo mayor del extinto coronel dijo que este caso había sido aclarado y buscado una solución.

“Esa parte ya está solucionada, nosotros habíamos conversado con él (Hermann). De todas formas hay solución para eso, parece que en algún momento se rescató, pero al parecer no había forma para mantenerlo”, explicó el hijo mayor de Caamaño Deñó. Adelantó que la idea del presidente Fernández es que ese yate se conserve en el Museo del Hombre Dominicano, el cual cambiaría de nombre, según explicó Alberto.

En el Valle de la Lechuga, la zona de Nizaíto de la Cordillera Central donde cayó fusilado Caamaño, según testimonios de sus compañeros, el gobierno levantará un monumento en su honor y construirá un parador para uso de los visitantes.

Para estos fines, según explicó, el presidente Fernández designará una comisión oficial integrada, entre otros, por funcionarios de la Comisión de Efemérides Patrias. En la comisión participarán también familiares directos del extinto coronel Caamaño.

 Mejía, quien recibió a los hijos de Caamaño a su llegada al Palacio Nacional y más tarde les acompañó en el encuentro con  Fernández, fue quien informó el ascenso a Francis y Silvia Caamaño por parte del jefe de Estado.

Alberto desempeña en la actualidad las funciones de Ministro Consejero de la Embajada de República Dominicana en La Habana, Cuba.

Paola Caamaño Acevedo, quien habló también a la prensa, agradeció al presidente Fernández “su hermoso gesto de recibirnos para festejar, porque las cosas que son dignas también se festejan”.

“Ojala que todos los abriles dominicanos sean abriles dignos, sangrientos, pero dignos”, dijo la hija del coronel Caamaño.