Leonel defiende derecho de Estado
a deportar ilegales

http://hoy.com.do/image/article/52/460x390/0/9B4BD1B1-F8D2-4A2A-817D-45C1C2EBEC0C.jpeg

SANTIAGO GONZÁLEZ
SANTIAGO.-
El presidente Leonel Fernández dijo anoche que la República Dominicana tiene derecho a deportar a extranjeros que estén ilegalmente, como lo haría cualquier Estado, y que eso es parte de la política migratoria del gobierno. “El tema de la migración es siempre la expresión de la soberanía de un  país y eso ha definido la República Dominicana”, dijo el presidente Fernández sobre las deportaciones de miles de haitianos en la semana pasada.

Las autoridades de inmigración iniciaron la deportación de trabajadores haitianos luego que tres haitianos asaltaron y asesinaron una mujer y provocaron graves heridas al esposo en Hatillo Palma, Monte Cristi. En diferentes regiones, en las comunidades hubo persecuciones de haitianos y muchos fueron agredidos y sus bienes quemados.

Fernández indicó que desde su primera administración existe a Comisión Mixta la Comisión Mixta Bilateral “y por supuesto uno de los temas que se abordan tiene que ver con migración”.

Indicó que la política migratoria es expresión de la soberanía de un Estado, por lo que entiende fueron correctas las repatriaciones de los haitianos.

El presidente indicó todavía no se ha llegado a un acuerdo sobre inmigración con Haití y que se carece de un tratado entre ambas naciones que regule las inmigraciones y las emigraciones. Fernández habló con periodistas al concluir la inauguración del recinto del Centro Regional de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) aquí.

Asimismo, monseñor Agripino Núñez Collado, rector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) y coordinador del Diálogo Nacional, estimó las deportaciones masivas de haitianos la semana pasada deben ser motivo suficiente para que las autoridades de ambas naciones se sienten a conversar y busquen métodos para que ese tipo de inmigración ocurra como ha sido tradicionalmente.

Núñez Collado pidió al gobierno tener cuidado con las deportaciones, porque no por el color de la piel se puede deportar a personas y denunció que estudiantes de la PUCMM tuvieron problemas con agentes de Migración, pese a que mostraron carnés de alumnos.

Dijo que si los productores agrícolas necesitan trabajadores para sus fincas, “que los haitianos vengan a laborar aquí con un contrato y que este sea justo y le garantice un pago mínimo, porque se cometen muchas injusticias” cuando el inmigrante es ilegal. Estimó que si los dominicanos evitan las labores del campo es porque se pagan salarios bajos pero los haitianos los aceptan, lo que significa una injusticia social a la cual las autoridades están obligadas a prestarle mucha atención.