Leonel propone unificar elecciones a partir 2010

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/102CEC0F-44A5-4865-9E3C-3F22519AEA1C.jpeg

POR MANUEL JIMÉNEZ
El presidente Leonel Fernández propuso ayer una reforma a la Ley Electoral que entraría en vigencia en el año 2010, para celebrar en un mismo año y con sólo dos meses de diferencia, las elecciones presidenciales, congresionales y municipales.

Según la propuesta, los senadores, diputados, síndicos y regidores que se presenten a las elecciones del 16 de mayo del 2010 serán electos para un período de dos años, aunque para hacer “más potable la iniciativa” los partidos políticos podrán comprometerse a repostularlos al final de ese mandato, es decir en los comicios del 2012, dijo Fernández.

De esa manera, añadió el gobernante, las elecciones para Presidente de la República se celebrarán en la fecha prevista, 16 de mayo del 2012, en tanto que las congresionales y municipales se efectuarían dos meses después, es decir el 16 de julio del mismo año.

Los comicios para elegir los representantes al Congreso y los municipios se escogerían entonces un mes antes de la asunción al poder del nuevo Presidente, planteó.

Fernández, quien habló en un seminario donde los síndicos del país debatieron el tema de la reforma municipal en el contexto del debate sobre la reforma constitucional, rechazó que la separación de las elecciones presidenciales de las congresionales y municipales hubiese sido una conquista política.

Recordó que esto fue el producto de una crisis política surgida tras el cuestionamiento a los resultados de las elecciones nacionales en el año 1994, y que como los legisladores y los síndicos no se sintieron cuestionados, cumplieron sus períodos de cuatro años.

 En aquella ocasión, fruto de una reforma, se redujo a dos años el mandato del Presidente.

“Hay que buscar la manera de que estas dos elecciones no estén tan separadas en el tiempo”, dijo el gobernante.

Manifestó que cada dos años, teniendo un proceso electoral,  provocara que “los políticos vamos a morir de cáncer por el estrés que esto provoca y entonces los partidos políticos se convertirán en maquinarias electorales sin tiempo para reflexionar, planificar ni para nada concreto”.

Fernández dijo que su propuesta puede ser analizada, no en el ámbito de la reforma constitucional, sino en el marco de las reformas políticas que demanda el país.

Recordó que esta propuesta no afecta a los representantes congresionales y municipales vigentes, es decir a los que fueron electos en los pasados comicios de mayo del 2006.

Al seminario, que fue celebrado en el hotel Clarión, en la capital, asistieron representantes de los partidos, Revolucionario Dominicano (PRD), Reformista Social Cristiano (PRSC), de la Liberación Dominicana (PLD), Revolucionario Social Demócrata (PRSC), Revolucionario Independiente (PRI) y Alianza por la Democracia (APD).

El mandatario definió el encuentro como “una especie de laboratorio de cómo debe funcionar la democracia dominicana”, tras destacar que a demás de las representaciones formales de los partidos, estaban presentes los síndicos de diferentes corrientes.

“Yo creo que esto es un gran ejemplo que estamos dando, el hecho de que una gran diversidad de fuerzas políticas tengamos un solo hilo conductor de cómo garantizar un mejor servicio al pueblo dominicano y cómo podemos fortalecer eso a través de una reforma constitucional, así como leyes que fortalezcan el poder municipal”, comentó.

Fernández dijo, de otro lado, que al abrir un proceso de consulta popular para una reforma constitucional, el gobierno que preside está planteando un gran ejemplo, pues es la primera vez que desde el poder se está planteando cómo limitar su ejercicio.

Recordó, asimismo, que tras la muerte del dictador Rafael Trujillo Molina,  la democracia dominicana se sustentó sobre tres líderes políticos ya desaparecidos, pero advirtió que una democracia que pueda sostenerse sobre la base de tres líderes políticos coyunturales “es una democracia frágil que puede desaparecer en cualquier momento”.

“La única forma de garantizar que aquí no pueda haber un retroceso hacia el autoritarismo, que en la República Dominicana no vuelva a haber atropellos, no vuelva a haber abusos  ni vejámenes contra ciudadanos indefensos,  es estableciendo instituciones que sean fuertes, que tengan garantías al ejercicio de los derechos ciudadanos”, planteó el presidente Fernández.

Dijo, además, que otro tema de debates en el marco de la reforma municipal es establecer cuáles son los criterios que se toman en cuenta para la división territorial del país, para crear nuevas secciones, distritos, municipios y provincias.

Se preguntó también si cuando se plantea la idea de la descentralización y la creación del poder municipal se está reflexionando correctamente.

Advirtió que no todas las experiencias de descentralización municipal han sido buenas en el mundo e invitó a que se tome en cuenta que si una reforma constitucional implica una limitación al poder, una descentralización significa una transferencia de poder.

Recordó que en el sistema político dominicano al funcionario que se les exigen las mayores responsabilidades es al Presidente de la República,  “entonces es evidente que la Presidencia en principio dirá que yo no puedo ser responsable de lo que se me está pidiendo si carezco de recursos y los recursos los estoy transfiriendo”.

Fernández dijo que si a través de un pacto municipal la Presidencia se compromete a transferir recursos a los municipios, se deberían crear igualmente mecanismos de rendición de cuentas en la que esas autoridades asuman responsabilidades tales como el arreglo y pavimentación de las calles y de soluciones a otras necesidades locales.

Ahora bien, cuestionó Fernández, ¿Cómo garantizamos que los ayuntamientos van a hacer eso y que luego no se convierta en una exigencia a la Presidencia?, porque puede darse el caso de que se le atribuya eso como de su competencia, pero al final no se realice y entonces la ciudadanía siga exigiendo a la Presidencia”.  El gobernante invitó a que se reflexione sobre ese asunto.

En la actividad, el presidente Fernández compartió la mesa directiva junto al secretario de Interior y Policía, Franklin Almeyda Rancier; el secretario general de la Liga Municipal Dominicana, Amable Aristy Castro; el presidente de la Federación Dominicana de Municipios, Fausto Ruiz; Julio Maríñez, representante del PRD; Domingo Jiménez, representante del PLD y Julio César Domínguez, del PRSC, entre otros.