Leonel se fue en la primera ronda

RAMON NUÑEZ RAMIREZ
No se trata de los resultados en primera vuelta que predicen seis prestigiosas firmas encuestadoras; se trata de la participación de todos los candidatos presidenciales en “Propuestas de los Candidatos” del Grupo de Comunicaciones Corripio, en donde el presidente Leonel Fernández demostró frente a sus opositores su superioridad intelectual, el diestro manejo de todos los temas, el conocimiento de cómo afrontar los principales retos del país y ser además el único portador de un proyecto de nación y de un nuevo modelo económico para superar el atraso.

En la presentación de sus respectivos programas de gobierno, el Presidente y candidato del PLD planteó que una próxima administración estaría conectada a la actual por el tema de la recuperación económica y la consolidación de la estabilidad, para plantear a seguidas un ajuste en el modelo de desarrollo, preservando el uso intensivo en mano de obra, pasar al de uso intensivo de capital y tecnología, con todas sus implicaciones en la educación y aterrizando en programas sociales específicos, mientras el candidato del perredé, para solo comparar uno, se limitó a generalidades como el “fortalecimiento institucional”, “la inversión en la gente”, y por supuesto, proviniendo de un partido con un historial inflacionario no pudo menos que comprometerse con el mantenimiento de la estabilidad. Los candidatos de los dos principales partidos de oposición, pero especialmente el del perredé, se limitó a repetir la ecuación insoluble de reducir impuestos mientras simultáneamente incrementa el salario de los empleados públicos y el gasto social. Esa política fiscal, como señaló el Presidente, ha conducido en naciones desarrolladas al déficit fiscal, en el caso nuestro a los mismos desajustes, inflación y devaluación de la anterior administración. El tema de la crisis financiera internacional, el aumento de los precios de los alimentos y del petróleo fue prácticamente rodeado por el principal candidato opositor con frases cortas y pasajes comunes, mientras el Presidente ofreció su visión de las oportunidades que nos ofrece la crisis financiera global y la devaluación del dólar, así como las alternativas para enfrentar los altos precios del petróleo.

Y si en la primera ronda, con temas de economía, energía, empleo, el Presidente- candidato les ganó con un alto puntaje a sus adversarios, la diferencia fue mayor en la segunda ronda sobre los temas de reformas y políticas institucionales, donde demostró el dominio y la capacidad política para implementar los cambios institucionales fundamentales para el éxito del modelo de desarrollo.