¿Les digo Algo?

¿Les digo Algo?

NEXCY D’LEÓN

El mundo lleva dos años sobre ascuas por el virus de la Covid-19 y sus efectos que, para agudizar el drama, finalizando el año 2021 surge la variante Ómicron que ha penetrado vertiginosamente Europa, América Latina y el Caribe.

La presencia de la Ómicron en el país disparó la demanda de antigripales y medicamentos utilizados contra la influenza, fiebre y dolores corporales ocasionando la escasez de esos productos y el aumento especulativo de sus precios.

Esta calamitosa situación la están sufriendo los más pobres con penosas denegaciones de derechos de salud tanto en el ámbito privado como en el público, sectores en los que mediante el Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS) deberían recibir una atención sanitaria oportuna como consagra la Constitución.

Uno de los peores efectos de la pandemia ha sido la desarticulación producida en el suministro de los servicios y de la atención en salud debido, por un lado, al temor de los médicos al contagio y, por el otro, la concentración de las autoridades en el virus descuidando los demás programas sanitarios.

Elevamos preces para las personas se protejan e imploramos la sensatez y la dedicación de las autoridades del sector salud para que se reorganice el suministro de los servicios y la eficaz atención del enfermo.