¿Les digo algo?

¿Les digo algo?

NEXCY D’LEÓN

Las personas buenas jamás son olvidadas por quienes las conocieron. Félix Méndez jamás podrá ser olvidado por quienes lo trataron de cerca. Los seres como él cuando se van dejan un vacío insuperable por haber tocado positivamente los corazones de sus congéneres.

A principios de la década del 80 Radio Cristal surcaba su declive, pero su dinámico noticiario producido por reconocidos periodistas y excelentes locutores estimulaba a los estudiantes de periodismo a desear pertenecer a ese medio, aún fuese como pasantes.

Félix Méndez laboraba en esa emisora donde recibía amablemente a los estudiantes que iban a presenciar cómo se hacía el noticiario, se redactaban las informaciones y el funcionamiento de una redacción.

Yunior, su apelativo amigable, le gustaba que lo llamaran así, era contestatario y de ideología de izquierda. Su ejercicio lo ejerció con entrega y dándole voz a quien no la tenía. Colaboraba con las propuestas que tenían la meta de educar, concienciar y formar.

La situación social y la forma en que la corrupción han deformado el ejercicio del periodismo en la radio y la prensa escrita en el país, lo indujo a concebir un proyecto radiofónico utilizando las posibilidades de la Internet que, por su originalidad, sería exitoso, pero la pandemia hizo que lo postergara. ¡Qué pena!

Yúnior no era un periodista de quedar manos cruzadas habiendo cosas que afrontar. Siempre asumió su compromiso y plantó cara a la realidad.

¡Descansa en paz amado amigo!

Publicaciones Relacionadas