¿Les digo algo?

¿Les digo algo?

NEXCY D’LEÓN

¿Les digo algo?. ¡Qué desgracia, Juan Pablo! Los dominicanos tendrán que reeditar otro abril para hacer realidad el país soberano que soñaste, porque la meta de todos los escogidos para dirigirlo es entregar sus recursos al sector privado y al capital extranjero.

Cumplido año y medio en el poder, el gobierno del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y el presidente Luis Abinader sorprenden a la población con un paquete de propuestas que transfieren la administración de patrimonios y proyectos que bien pueden y deben ser gestionados por el Estado.

Como han constatado los defensores del patrimonio público y los expertos en Derecho Constitucional, este gobierno, como todos los anteriores, se está caracterizando por crear figuras como la del Fideicomiso para entregar la administración de los recursos de la nación a empresas privadas y a compañías multinacionales.

En caso como el Fideicomiso Pro Pedernales se viola la Constitución y la Ley de Áreas Protegidas al incluir la parcela 215 A, que constituye el 72% del Parque Nacional Jaragua como “aporte del Estado para el desarrollo de infraestructuras”.

Abinader se vendió como dispuesto a enderezar el rumbo del país, que estuvo más de 20 años en manos del PLD, cuyos gobiernos lo desmantelaron y labraron una cultura de desvalorización de la gestión pública y enajenación del patrimonio en beneficio de grupos oligárquicos y para enriquecer a sus miembros, mientras aplicaban las políticas neoliberales dictadas por los gringos, el FMI y demás organismos financieros internacionales.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas