¿Les digo Algo?

La libertad de Expresión no vale nada sin la libertad de Pensamiento
José Luis Sampedro.

La República Dominicana tiene una legión de hijos e hijas dedicados a reproducir, cuidar, atesorar y fomentar la permanencia de los valores de su cultura.
Hay dominicanos y dominicanas que no viven en el país y quizás por ello, en sus entrañas crece el amor y el celo por las cosas de su tierra y de su gente.

Mary Ely Peña Gratereaux, migrante, activista cultural, maestra y escritora, nativa de Santiago de los Caballeros, residente en los Estados Unidos hace más de 50 años, es de esa legión que día tras día se desvela recopilando y documentando el hacer dominicano en el extranjero.

La distinguida criolla, por sus desvelos, ha ganado fama y prestigio en la comunidad dominicana, en la sociedad estadounidense y entre los latinos migrantes, ha escrito varios libros y documentales sobre la vida de los dominicanos en la ciudad de Nueva York.

Inició sus trabajos con un proyecto denominado Para que no se Olvide; su objetivo era documentar los aportes de la comunidad dominicana en el desenvolvimiento económico y cultural de los Estados Unidos.

Al principio del éxodo criollo a Nueva York la demanda de mano de obra para diversas actividades y trabajos en las fábricas, especialmente de textiles, muñecas, embutidos, supermercados, tiendas, mantenimiento, entre otros oficios que requerían personal, permitía relacionarse con los patronos que llegaron incluso a ayudar a los trabajadores a llevar sus familia a esa nación.

Uno de los primeros trabajos de Mary Ely fue el documental Los Rostros detrás de las Muñecas, en el recoge historias de mujeres y hombres migrantes dominicanos que mientras se producía el desplazamiento de los puertorriqueños a otros renglones de la economía estadounidense, reemplazaban esa mano de obra llegando a convertirse en los principales empleados y obreros de las empresas.

Tras la realización del documental que tuvo gran acogida e incluso fue presentado aquí en Santo Domingo en el festival de cine y en el Centro Cultural Eduardo León, de Santiago, la autora entrega un nuevo documental titulado ¿Quién Soy?, acompañado de un libro con el mismo título.

La investigación de soporte para el trabajo Mary la realizó conjuntamente con la especialista en emigración Fénix N. Arias. La primera parte de la obra fue realizada en el país y se centra en los migrantes de otros países a la República y sus historias.

Los protagonistas son migrantes de Japón, Líbano, China, de las islas del Caribe Inglés, de Haití, entre otros. La segunda parte del documental enfoca la forma en que los niños y las niñas de ascendencia mixta con madre o padre de descendencia dominicana, definen su identidad.