Levanta sanciones económicas AL

Washington (EFE).- La Casa Blanca levantó la mayoría de las sanciones económicas impuestas a algunos países de América Latina por adherirse a la Corte Penal Internacional (CPI) y no eximir de su jurisdicción a los estadounidenses en su territorio.

En un memorándum emitido el martes por la noche, el presidente de EEUU, George W. Bush, retiró la prohibición de otorgar “Fondos de Apoyo Económico” (ESF, en inglés) a catorce naciones, seis de ellas latinoamericanas, durante el año fiscal 2006, que concluyó en septiembre.

Los países beneficiados son Bolivia, Costa Rica, Chipre, Ecuador, Kenia, Mali, México, Namibia, Níger, Paraguay, Perú, Samoa, Sudáfrica y Tanzania.

Los seis países latinoamericanos en la lista han solicitado ayudas de esos Fondos por valor de algo más de 37 millones de dólares para programas de combate a la corrupción en Ecuador, para promover los derechos humanos en México y para proyectos de desarrollo como alternativa al cultivo de coca en Perú, entre otros.

Sin embargo, no ha levantado la prohibición para todos los países bajo sanciones.

Venezuela había solicitado ayudas de esos Fondos por valor de medio millón dólares para ese año fiscal y Brasil por 750.000 dólares, que previsiblemente no recibirán al no estar en la lista.  Uruguay, el otro país latinoamericano sancionado por EEUU en los últimos años por su posición respecto a la CPI, no había pedido ese tipo de asistencia.

De ese grupo de países, los únicos que han solicitado estas ayudas para el año fiscal 2007 son Bolivia, Ecuador y Perú, por un montante total de 75.000 dólares.

También son miembros de la CPI Honduras, Panamá, República Dominicana y Colombia, el mayor receptor de ayuda de Washington.