Ley de seguro médico EEUU corre riesgo de desmoronarse

Presidente estadounidense Barack Obama

WASHINGTON.La ley de seguro médico del presidente Barack Obama corre el riesgo de desmoronarse a causa de los errores de su administración y sus propias promesas desmedidas. Para no correr esa suerte, Obama necesita progresos en tres frentes: los problemas de las cancelaciones de pólizas, fallas tecnológicas y una crisis de confianza entre sus propios partidarios.

A su favor están la demanda acumulada de beneficios del programa y un improbable colaborador, la industria de seguros. Pero aunque el portal de inscripciones esté funcionando perfectamente, van a aparecer nuevas controversias. En el horizonte está el impacto potencial de la ley en seguros médicos basados en empleo. Su mandato de que compañías grandes ofrezcan cobertura entra en vigor en el 2015.

Por ahora, los pronósticos están a favor de la supervivencia de la ley. Pero tras pasar por la Suprema Corte, una elección presidencial, numerosas votaciones en el Congreso y un cierre parcial del gobierno, la ley aún no ha conseguido una amplia aceptación. “Desde el inicio no ha habido nada normal con esta ley”, dijo Larry Levitt, un experto de seguros. “No ha habido periodos fáciles”. Otros mandatos del gobierno se han arraigado en la cultura estadounidense pese a una resistencia inicial.

Pudiera ser una comparación simplista, pero la mayoría de la gente ahora se abrocha el cinturón de seguridad en cuento sube a un auto. Pocos cuestionan requerimientos gubernamentales como las bolsas de aire. Levitt dice que la ley de salud pudiera llegar a tener el mismo tipo de influencia sobre cómo es visto el seguro médico.