Ley para tumbar aviones

BUENOS AIRES, (AFP).- El gobierno argentino impulsará una ley para autorizar el derribo de aviones que no se identifiquen, sospechosos de transportar drogas o contrabando, sobre todo en la frontera norte del país, anunció ayer el ministro de Defensa, José Pampuro.

   En declaraciones al canal de cable Todo Noticias, Pampuro dijo que el “flagelo del narcotráfico y el tráfico de armas obligan a controlar estrictamente el espacio aéreo, y por ello se contempla sancionar una ley en 2005, para estar a tono con países vecinos”.

   El equipo de Pampuro comenzó a elaborar el proyecto de ley que junto a un anunciado plan para aumentar la instalación de radares en varios aeropuertos del país, son consideradas las herramientas fundamentales para controlar el espacio aéreo argentino.

   La vigilancia de la caliente frontera norte se realiza actualmente con un radar móvil de la Fuerza Aérea, que detecta un promedio de “40 a 50 vuelos diarios” que traspasan, sin autorización, las fronteras argentinas con Paraguay y Brasil, dijo el funcionario.

Logran pacto con Irán

VIENA (AP) _ Irán y los negociadores europeos alcanzaron ayer un acuerdo tentativo por el cual Teherán se compromete a cesar un programa de enriquecimiento de uranio que podría emplearse para fabricar armas atómicas, pero Teherán aún debe aprobar el convenio, dijeron fuentes diplomáticas.

   Uno de los diplomáticos dijo a The Associated Press que, de acuerdo al compromiso, Irán cedió en su insistencia de que 20 centrifugadoras sean exentas del programa que prohibe toda actividad de enriquecimiento de uranio.

   Pero en lugar de aceptar sellos de la Agencia Internacional de Energía Atómica en el equipo, las centrifugadoras serán vigiladas por cámaras de la AIEA, dijo el diplomático, que pidió no ser identificado.

   Otros diplomáticos dijeron que se requiere aún ultimar algunos detalles, pero confirmaron la base del acuerdo. Un alto funcionario de la Unión Europea dijo que los europeos y la AIEA todavía aguardan la aprobación de Teherán.

Ignoran suerte franceses

BAGDAD, (AFP) –Los dos periodistas franceses Georges Malbrunot y Christian Chesnot cumplen el sábado cien días retenidos como rehenes en Irak, pese a los esfuerzos desplegados por la diplomacia de su país para liberarlos.

   El aniversario coincide con una gran operación lanzada por las fuerzas aliadas para desalojar a los insurgentes del “triángulo de la muerte”, al sur de Bagdad, donde fueron secuestrados los periodistas el 20 de agosto cuando viajaban a Nayaf para cubrir la rebelión del jefe radical chiíta Moqtada Sadr.

   El secretario general de Reporteros sin Fronteras (RSF), Robert Ménard, afirmó el 10 de noviembre que los rehenes estaban con vida, sin precisar la fuente de esa información.

   Si nadie conoce con exactitud el lugar en el que están retenidos, muchos indicios hacen pensar que se encontrarían en la región de Latifiyá, 40 km al sur de Bagdad.