Ley primarias debe ser impugnada

POR LOYDA PEÑA
El vocero del bloque de diputados del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Luis Emilio Reyes Ozuna, calificó ayer como “inconstitucional” la Ley de Primarias y favoreció que sea impugnada ante la Suprema Corte de Justicia.

Asimismo, consideró como un “crimen de lesa patria” el que ante tanta necesidades que sufre el pueblo dominicano, el Estado disponga de casi $100 millones para la ejecución de una ley que entiende debe ser financiada por los propios partidos.

Dijo que prominentes abogados del PRSC estudió a profundidad la Ley de Primarias determinó que es inconstitucional y que viola la democracia interna de los partidos.

El legislador reformista por Santo Domingo dijo que los legisladores del PRSC no participaron en la sanción de esa legislación, que calificó como “un palo acechado” que dio el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) al final de su gobierno.

“Además, todo el mundo sabe cuál es el sistema electoral que hay aquí y quién controla esa situación, aquí todo el mundo sabe que la Junta es de un partido político”, dijo Reyes Ozuna.

EVITAR CRISIS

En cambio, los voceros en la Cámara de Diputados de los partidos de la Liberación Dominicana (PLD), Elías Serulle, y del PRD, Ramón Agramonte, defendieron ayer la constitucionalidad de la Ley de Primarias y advirtieron sobre el costo que para la democracia si se posterga su aplicación.

Serulle (PLD-Distrito Nacional) y Agramonte (PRD-La Romana) coincidieron en que más que los recursos que se puedan invertir se debe pensar en el espíritu de la ley que es evitar las dictaduras dentro de las organizaciones políticas.

“Entiendo que hay algunos focos de influencia que tienen un interés en el espíritu de la ley y eso es lo que hace peligroso, pues es raro ver cómo una ciudadanía y una sociedad civil reacción reacciona así cuando le dan algo a su favor, porque lo que ha hecho la ley de primarias es darle participación a la población civil que está fuera de los partidos, en el interés de formar la democracia”, subrayó Serulle.

Por su parte, Agramonte atribuyó a la “emotividad” y a la “efervescencia” por salir en los periódicos, las críticas vertidas por algunos sectores a la ley de primarias.

“La ley la han querido satanisar, desacreditar argumentando que la JCE o el Estado dominicano va a tener que erogar nuevo recursos para financiar los procesos internos de los partidos, pero yo creo que una crisis patriótica producto de un caos en las calles, saldría más caro que el financiamiento de la democracia”, dijo.

Los dos legisladores, por separado, exhortaron a quienes entienden que la ley tiene aspectos que deben ser modificados, solicitar su modificación al Congreso Nacional, señalándoles que las leyes son “perfectibles”, no perfectas.