LF visitó Canó en SPM le deseó suerte en GL

JOSE CACERES
j.caceres@hoy.com.doj
SAN PEDRO DE MACORIS. El presidente Leonel Fernández visitó el pasado domingo a al estelar segunda base, Robinson Canó, de los Yanquis de Nueva York, con quien compartió junto a un grupo de ex-peloteros profesionales.

“Para mi es un honor tenerlo en mi residencia y estoy muy contento con la labor que viene usted haciendo, sobre todo en materia de Deporte”, le manifestó Canó al mandatario de la nación.

En la actividad estaban presentes el ex-lanzador Joaquín Andújar, el ex-toletero, Pedro Guerrero, Rafaelin Ramírez,José Canó, Ricardo Carty.  También el ingeniero Félix Bautista, director de la Oficina Supervisora de Obras del Estado.

Fernández alabó la clase de jugador que es Robinson Canó y la estabilidad que le ha dado al cuadro de los Yanquis de Nueva York.

“Estamos muy contento con labor que viene usted haciendo con el equipo de los Yanquis y eres un digno representante del país en el mejor béisbol dle mundo”, comentó Leonel, quien estuvo acompañado del Secretario de Deportes.

A finales del año pasado, Fernández visitó San Pedro de Macoris y llegó a la residencia del José Canó, padre de Robinson, quien en ese momento estaba en Estados Unidos.

A Leonel le une una bonita amistad con muchos peloteros dominicanos que militan en las grandes ligas, ya que desde que llegó al poder en el l996 siempre le dado un trato distinguido y siempre les ofrece una cena cada diciembre donde comparten anécdotas y vivencias.

De su lado, el Secretario de Deportes, Felipe Payano, valoró la personalidad y lo que significa para el béisbol de grandes la joven figura de Robinson Canó. “Este joven esta demostrando que es un gran jugador, pero también un gran hijo”, adujo.

Las claves

1.  Trabajo duro

El segunda base de los Yanquis de Nueva York es un joven muy dedicado a su trabajo y eso se puede ver cada día canó llega al Gimnasio de Angel- Nao- Doñé en el Centro Olímpico donde realiza todo tipo de ejercicios para mantenerse en buena forma física. En el invierno, Canó jugó varios partidos con las Estrellas Orientales y los llevó a la clasificación para el “Todos contra Todos”. Desde que se unió al club le dio profundidad y se convirtió en el líder del conjunto.