Libaneses piden alto el fuego ante oficina de ONU en Panamá

Panamá, 27 jul (EFE).- Miembros de la comunidad libanesa en Panamá pidieron hoy en una marcha ante la oficina de las Naciones Unidas un alto el fuego y la intervención “inmediata” de ese organismo para superar el conflicto entre Líbano e Israel.

   Entre 250 y 300 libaneses y panameños de origen libanés participaron en la marcha ante la Casa de las Naciones Unidas, donde funciona el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en la Ciudad del Saber, a orillas del Canal de Panamá.

   El cónsul honorario de Líbano en Panamá, Foozi Hachem, y dirigentes de la comunidad libanesa entregaron una carta al representante residente adjunto del PNUD, Roberto Gálvez, y otros funcionarios del organismo mundial.

   Hachem declaró a la prensa que mediante la carta se está “llamando al cese del fuego y la intervención inmediata de las Naciones Unidas para lograr la paz y ayudar a los refugiados” y a la población civil en general.

   Indicó que plantearon a los funcionarios de Naciones Unidas su “sentimiento por la triste situación de Líbano”, que desde hace casi 15 días es blanco de acciones armadas israelíes contra la milicia chií Hizbulá, que a su vez ha atacado el norte de Israel. 

   El cónsul libanés dijo estar “seguro” de que los representantes de las Naciones Unidas transmitirán el mensaje de la comunidad libanesa de Panamá a las autoridades del organismo en Nueva York.

   Durante la marcha, los manifestantes, muchos de ellos niños, vestían camisetas blancas con la leyenda “paz” y portaban banderas del Líbano, pancartas con mensajes contra la guerra y fotos de gran tamaño de víctimas, niños afectados y otras escenas del conflicto.

   También gritaban diversas consignas, como “sí a la vida, no a la muerte”, “La ONU es inútil”, “no más masacres”, “abajo el régimen sionista” y “Líbano no se vende ni se rinde”, entre otras.

   Varios manifestantes relataron a los periodistas que familiares suyos han muerto durante los bombardeos de Israel sobre Líbano y que otros han sobrevivido pero no pueden salir de territorio libanés.

   Otros participantes en la marcha dijeron haber regresado esta semana a Panamá después de haber sido evacuados o salir por sus propios medios, con muchas dificultades, y que suman unos 200 los panameños de origen libanés que pudieron abandonar Líbano.

   Según la Cancillería panameña, alrededor de un centenar de compatriotas fueron evacuados de Líbano hacia Chipre.

   Al término de la marcha, los participantes dejaron las banderas y pancartas ante la Casa de las Naciones Unidas. EFE