Licey ganó 2008 fueron como invitados y se lucieron

d2

Los Tigres del Licey, que habían perdido en la Serie Final frente a las Aguilas Cibaeñas, en el béisbol invernal, no contaban con su participación en la Serie del Caribe del 2008, celebrada en Santiago, pero el destino les favoreció pues en ausencia de Puerto Rico, tomó parte y se llevó la corona, triunfo de un gran dolor para los cibaeños, pues los felinos lograron el trofeo con el Monumento, el símbolo de los nativos en la Ciudad Corazón y la zona.
Fue una serie memorable para la historia, pues los dos combinados dominicanos se disputaron la corona, en el juego final, saliendo por la puerta grande el Licey, en un partido de leyenda para el lanzador Ramón Ortíz, quien fue electo el lanzador derecho y el Jugador Más Valioso, en el equipo Todos Estrellas.
El estadio Cibao, hogar de las Aguilas, que habían ganado la corona en el torneo de invierno, se convirtió en un escenario de algarabía y locura por la pasión de los fanáticos, además los miles y miles de personas que siguieron el choque por radio y televisión, siendo uno de los eventos deportivos de mayor interés para todo el pueblo dominicano.
Los campeones de la Serie del Caribe contaron con la estrategia de Héctor de la Cruz, quien fue designado manager en la ronda final, bajo la orientación del empresario y deportista José Manuel -Pepe- Busto, presidente de los felinos para la ocasión. La Serie del Caribe 2008 fue la 50.ª edición del clásico caribeño, un evento deportivo de béisbol profesional, que se disputó en el Estadio Cibao. Esta serie reunió a los equipos campeones de los países que integran la Confederación del Caribe: Venezuela, Puerto Rico, México y República Dominicana. Este año no contó con la participación de Puerto Rico, que canceló su temporada de béisbol debido a problemas económicos. Fue remplazado por el sub campeón de la República Dominicana.

Los Tigres del Licey ganaron su décima corona de la Serie del Caribe al vencer a las Aguilas Cibaeñas 8 carreras por 2.2. En el equio Todos Estrellas, figuran Matt, recptor; Mendy López, primera base; Rafael Funcal, segunda base; TJ Peña, campo corto; Nelson Cruz, jardinero central; Ramón Ortiz, lanzador derecho; Héctor de la Cruz, manager y Ramón Ortiz, el jugador más valioso.

Los Tigres del Licey, como lo han hecho una tradición, nuevamente hicieron historia en la Serie del Caribe.

Apoyados en un relevo extraordinario de Ortiz, conquistaron su corona número 10 en la llamada Serie Mundial.

En un estadio Cibao sin cupo para más, Ortiz, que ganó, entró con el juego empatado a dos en el cuarto, tras lo cual lanzó sin desperdicios durante cinco entradas, para que los Tigres, le dió al país el título 17 en los clásicos caribeños. El partido lo perdió Alfredo Simón. El Licey es el único equipo en la historia de estos clásicos en haber ganado en todos los escenarios y ahora se convierte en el primero que no siendo campeón, logra la diadema, en el evento.