Licey vence a Gigantes 7 por 6 en guerra  “bolazos” en SFM

SAN FRANCISCO DE MACORIS. Luego de una amenaza de pleito entre el lanzador Julio de Paula, de los Gigantes y Erick Aybar, del Licey, en el octavo episodio, con el juego siete por seis, arriba los felinos, donde se vaciaron las bancas, los árbitros cantaron “forfeit” a favor de los Tigres, ya que no habían condiciones para continuar el choque.

A las 11:36 de la noche se dio la decisión y la transmisión de televisión de los Gigantes se despidió del aire.

La situación se produjo a las 10:50 de la noche cuando bateando Erick Aybar, Julio de Paula lo golpeó en un muslo y éste se dirigió con bate en mano hacia el montículo diciéndole algo al serpentinero.

Ya en el séptimo acto, el árbitro principal había advertido a ambos equipos que el próximo pelotazo expulsaría los pitchers.

En el juego hubo cuatro pelotazos. En el segundo acto fue golpeado Víctor Méndez y en el séptimo Caonbao Cosme, por los Gigantes. Por los Tigres recibieron bolazos Fox y Ronny Belliard, también el sétpimo. Aybar fue en el octavo.

El público se metió en el “rebú” y comenzó a tirar objetos a los peloteros azules, quienes ripostaron tirnado pelotas a las gradas, de acuerdo a Dario Jiménez, comentarista de televisión de los Gigantes que hacía el relato desde San Francisco.

Los primeros anotar fueron los Tigres del Licey cuando atacaron sin piedad al abridor de los Gigantes, el debutante Francisley Bueno, al fabricarle dos vueltas en la segunda entrada.

El cubano Cazaña despachó un largo jonrón por el  lef que remolcó a Willy Aybar que había disparado un doblete.Luego en el quinto los azules ampliaron la ventaja en el marcador al anotar 5 anotaciones. Fox empujó dos, Ronny Paulino una y Ronny Belliard otra.

El protagonista

Erick Aybar

Cargo  torpedero de los Tigres

Este jugador  se molestó por un bolazo dado en el  8vo por el pitcher, Julio de Paula, y se vaciaron los bancos. El público tiró objeto al terreno.