Líder del tenis afirma que se trata de un deporte limpio

Lider

LONDRES.  En sus seis primeros meses como presidente de la Federación Internacional de Tenis (FIT), David Haggerty ha tenido que lidiar con acusaciones de arreglo de partidos y corrupción, el caso de dopaje de Maria Sharapova y disputas sobre el monto de los premios pagados a hombres y mujeres.

“Hay algunas cosas que han sucedido que desviaron mi atención de mi misión general”, dijo Haggerty. “Pero en toda polémica hay una oportunidad”. Haggerty, ex presidente de la federación de tenis de Estados Unidos, fue elegido en septiembre para suceder al italiano Francesco Ricci Bitti como líder del organismo rector del deporte a nivel mundial. El único estadounidense que dirige una federación olímpica internacional se ha mantenido alejado de los reflectores desde que detonaron las polémicas.

En una entrevista exclusiva y abarcadora con The Associated Press, Haggerty dijo que está empeñado en proteger la integridad del tenis. Indicó que espera reforzar los sistemas para prevenir e investigar el amaño de partidos, fortalecer el programa antidopaje, y tomar medidas contra cualquier jugador que utilice meldonio, una sustancia prohibida este año y que fue responsable por el caso de dopaje de Sharapova. “Queremos asegurarnos que todos los consumidores y espectadores tengan la certeza de que el tenis es un deporte limpio, porque lo es”, indicó.

La corrupción se robó titulares durante el Abierto de Australia en enero, cuando la BBC y Buzzfeed publicaron que las autoridades del tenis habían ocultado evidencia sobre arreglo de partidos, y que no habían investigado adecuadamente posibles casos de arreglos de partidos que involucraban a 16 jugadores ubicados entre los primeros 50 puestos del ranking mundial en la última década.