Líder EI se hizo estallar durante redada de Estados Unidos

Líder EI se hizo estallar durante redada de Estados Unidos

Estados Unidos confirmó la muerte del supuesto líder del Estado Islámico

Se trata de la segunda vez en tres años que EEUU abate a un líder de la agrupación, la cual ha pasado apuros para resurgir realizando ataques letales en la región

Estados Unidos informó que el líder del grupo Estado Islámico se hizo estallar el jueves junto con miembros de su familia durante una incursión de las fuerzas especiales de Estados Unidos en su escondite en Siria.

Se trata de la segunda vez en tres años que Estados Unidos abate a un líder de la agrupación, la cual ha pasado apuros para resurgir realizando ataques letales en la región.

El presidente estadounidense Joe Biden anunció el operativo nocturno de las fuerzas de operaciones especiales, el cual, según Estados Unidos, asestó un “golpe significativo” a la organización extremista. En su apogeo, el grupo Estado Islámico controló más de 103,000 kilómetros cuadrados (40,000 millas cuadradas) de territorio entre Siria e Irak y gobernó a más de 8 millones de personas.

Leer más: Unicef confirma que seis niños murieron en la operación contra líder del EI

Sus ataques en la región incluyeron un ataque el mes pasado para tomar una prisión en el noreste de Siria en la que estaban detenidos al menos 3,000 miembros de la organización.

El objetivo del operativo estadounidense era Abu Ibrahim al-Hashimi al-Qurayshi, quien asumió la conducción de la milicia el 31 de octubre de 2019, días después de que el dirigente Abu Bakr al-Baghdadi muriera durante otro operativo de Estados Unidos en la misma zona.

A diferencia de su predecesor, Al-Qurayshi no era tan conocido y más bien era una persona discreta que no aparecía en público y asumió el control de una organización mermada.

Biden dijo que Al-Qurayshi murió de la misma manera que Al-Baghdadi, al detonar él mismo una bomba que además mató a miembros de su familia, entre ellos mujeres y niños, a medida que se aproximaban las fuerzas de Estados Unidos. “Gracias al valor de nuestras tropas, este terrible dirigente terrorista ha dejado de existir”, afirmó Biden.

Añadió que Al-Qurayshi era el responsable del ataque a la prisión, así como del genocidio del pueblo yazidi en Irak en 2014. Alrededor de 50 elementos de las fuerzas especiales aterrizaron en helicópteros y atacaron una vivienda en un rincón de Siria controlado por los rebeldes, donde se enfrentaron durante dos horas con hombres armados.

Publicaciones Relacionadas