Líder Moqtada Sadr rompe con gobierno

http://hoy.com.do/image/article/302/460x390/0/8F9483D2-8682-42EB-869C-698E00935719.jpeg

BAGDAD (AFP) – El grupo del líder chiita radical Moqtada Sadr se retirará el lunes del gobierno iraquí en protesta por unas declaraciones del primer ministro, Nuri al-Maliki, que descartan un calendario para la retirada de las tropas estadounidenses, anunció el domingo un diputado del movimiento.

Paralelamente, la violencia no cesó durante la jornada y más de 50 personas fallecieron en atentados ocurridos en el país.

“Anunciaremos nuestro retiro del gobierno mañana (lunes)”, declaró a la AFP el diputado Saleh Hassan Issa al-Ighaili, quien agregó que su grupo continuará participando en las sesiones parlamentarias.

Moqtada Sadr, cuyo movimiento ocupa seis ministerios en el gobierno de unión nacional y cuenta con 32 de los 275 diputados en el Parlamento, había amenazado el jueves con retirarse del ejecutivo, después de que Al-Maliki descartara la idea de establecer un calendario de retirada de las tropas de Estados Unidos.

Al-Maliki rechazó el martes en Tokio una solicitud del congreso de Estados Unidos para fijar tal calendario, al precisar que cualquier operación de retiro estaría supeditada a la situación en terreno.

El movimiento de Moqtada Sadr había boicoteado entre el 29 de noviembre y fines de enero al gobierno iraquí, en protesta por una reunión de Al-Maliki con el presidente estadounidense George W. Bush en Jordania.

El 9 de abril, día de aniversario de la caída del difunto líder Saddam Hussein, los partidario de Moqtada Sadr organizaron una importante manifestación contra Estados Unidos en la ciudad chiita de Najafm (sur de Bagdad).

Por otra parte, más de 50 personas murieron en una serie de atentados el domingo en Irak, 45 de ellas en una serie de ataques ocurridos en Bagdad.

Dos helicópteros británicos se estrellaron cerca de la capital iraquí, causando dos muertos y cuatro heridos, probablemente debido a un choque accidental.

   El ministro de Defensa de Gran Bretaña, Des Browne, confirmó que las víctimas eran “soldados británicos” y añadió que los primeros informes hablaban de “un accidente y no de un ataque perpetrado por insurgentes”.

   En un doble atentado con coche bomba en la capital iraquí murieron 18 personas, mientras que la explosión de un autobús en el centro de Bagdad dejó 11 muertos y 18 heridos, según fuentes de seguridad.

   Por la mañana, dos coches bomba explotaron en el barrio de Al Churta en Bagdad, en un hecho que causó la muerte de 18 personas.

   En el norte de la capital, un kamikaze se hizo explotar en un minibús, con lo que dejó seis muertos y 10 heridos.

    Las autoridades estadounidenses e iraquíes no logran detener el ciclo de violencia pese al plan de seguridad presentado en febrero, que prevé la llegada a Irak de 30.000 soldados de Estados Unidos suplementarios y el despliegue en Bagdad de 90.000 efectivos iraquíes y norteamericanos de aquí a junio.

   El ejército de Estados Unidos comunicó que tres soldados murieron en combate, uno el domingo y dos el sábado, lo que dejó en 42 la cifra de efectivos estadounidenses muertos en Irak en abril.