Líder opositor de Ucrania alerta
un conflicto civil

http://hoy.com.do/image/article/193/460x390/0/2AF0A554-2379-4E5F-815B-371FE564A515.jpeg

KIEV (AFP).- El triunfo del primer ministro pro-ruso Viktor Yanukovich en las elecciones presidenciales ucranianas del domingo ha sido proclamado oficialmente el miércoles, y poco después, su rival, el candidato de la oposición Viktor Yushchenko, hacía un llamamiento a la huega general.

   Ucrania está “al borde de un conflicto civil”, dijo Yushchenko a más de 100.000 manifestantes congregados a pesar de un frío glacial en la Plaza de la Independencia de Kiev. La proclamación de la victoria de Yanukovih es “ilegal”, afirmó.

   “Vamos a buscar una solución en una lucha abierta. El poder está yendo hacia una escalada del conflicto. Rechazó la posibilidad de un diálogo político”, declaró Yushchenko.

   El jefe de la oposición “anunció una huelga política en toda Ucrania” y llamó a bloquear caminos, aeropuertos y vías de ferrocarril.

   Según la Comisión Electoral Central, Yanukovich obtuvo 49,46% de los votos y Yushchenko logró 46,61%. “Viktor Yanukovich ha sido elegido”, declaró su presidente, Serhiy Kivalov.

   Yanukovich declaró a la cadena estatal de televisión que el jueves comenzará a negociar con la oposición “para lograr cuanto antes la reconciliación”.

   A primera hora de la tarde, Yushchenko propuso organizar otra segunda vuelta, pero cambiando los miembros de la comisión electoral, según la agencia de prensa Interfax.

   Estados Unidos reaccionó inmediatamente, por boca de su secretario de Estado Colin Powell, a los resultados oficiales señalando que no reconoce la legitimidad de estos comicios pero “no es demasiado tarde para que las autoridades encuentren una solución que respete la voluntad del pueblo ucraniano”.

   En Kiev, los diputados favorables a Yanukovich recibieron con gran satisfacción el anuncio del resultado de los comicios, mientras que los militantes de la oposición protestaban con gritos de “¡vergüenza!”, junto con algunos periodistas que se sumaron a las quejas.

   “Se han agotado todos los medios judiciales, ahora es la calle la que debe hablar”, declaró a la prensa un representante de la oposición, el diputado Petro Porochenko.

   Manifestantes de la oposición se dirigieron por la noche hacia la sede de la Comisión electoral, pero muchos se quedaron en la Plaza para escuchar el discurso de su líder.

   El edificio de la Comisión estaba protegido por decenas de camiones cargados con arena, y rodeado por cientos de partidarios de Yanukovich vestidos de negro que enarbolaban banderas azules y blancas, mientras volvían a caer copos de nieve sobre la capital.

   En la ciudad, los militantes de la oposición, muchísimo más numerosos, blandían cintas y pañuelos naranjas, color de la campaña de su líder.

   Por su parte, el presidente saliente, Leonid Kuchma, hizo un nuevo llamamiento al diálogo pero acusó a la oposición de haber querido “aplicar un plan de utilización de la fuerza: el de un golpe de Estado”, añadiendo que “el poder controla la situación y no permitirá que se ponga en marcha ningún escenario de fuerza sea cual sea la presión ejercida”.

   En una entrevista concedida a la cadena de televisión EuroNews, Yushchenko también habló de un golpe de Estado “falsificando las elecciones”.

   Horas antes, llamó a “los soldados, policías, comandantes y jefes de las fuerzas armadas y de seguridad” a impedir que sus hombres usen la fuerza contra el pueblo.

   Aparte de Kiev, decenas de miles de personas se manifestaron en Lviv (oeste).

   Frente a esta crisis, la Unión Europea ha decidido enviar a un “emisario especial” al país, Niek Biegman, y reiteró su petición de que se revise el resultado electoral, una exigencia a la que se sumó la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).