Líder opositor Rajoy tiende mano a Zapatero

http://hoy.com.do/image/article/338/460x390/0/7A2EA49A-75E2-4E64-83F0-883D441B41AF.jpeg

MADRID. AFP. El líder opositor de la derecha española, Mariano Rajoy, puso fin ayer a cuatro años de crispación y férrea oposición al gobierno socialista, comprometiéndose a la concertación con el ejecutivo, sobre todo respecto al terrorismo de ETA.

Confirmando su “viaje al centro” tan despreciado por su predecesor liberal José María Aznar, Rajoy, presidente del Partido Popular (PP), normalizó sus relaciones con el jefe del ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, tras un encuentro de más de dos horas mantenido ayer en Madrid.  “Estoy satisfecho”, declaró el líder conservador tras la conversación con Rodríguez Zapatero, precisando que globalmente había un “acuerdo” entre el PP y el gobierno sobre dos temas, la lucha antiterrorista y la justicia, pero también un “desacuerdo” que persiste en cuanto a la economía.

El encuentro, el primero entre el presidente del gobierno y el líder opositor desde la reelección de los socialistas en las legislativas de marzo, fue calificado de “muy positivo” por Rodríguez Zapatero.

Ambos líderes cerraron un pacto en cuanto a la justicia, que comprende un acuerdo para modernizar su funcionamiento, hacer más pesadas las penas contra los pedófilos y renovar la composición de dos grandes instancias, el Tribunal Constitucional y el Consejo General del Poder Judicial.

Rajoy y Rodríguez Zapatero también conjugaron posiciones sobre la lucha contra la organización independentista armada ETA, volviendo a la senda del “pacto antiterrorista” firmado en 2000 por ambos partidos, pero en desuso desde que el líder socialista accedió al poder en 2004.  El intento de diálogo iniciado entonces por  Zapatero con ETA chocó con la oposición frontal del PP.

Zoom

Quitarán placas de miembros de ETA
Rajoy y Rodríguez Zapatero se pusieron de acuerdo  en eliminar las placas de las calles del País Vasco (norte) que lleven nombres de miembros históricos de ETA, bautizadas por municipalidades independentistas.  Rajoy puso de manifiesto, con esta primer reunión de “normalización”, el “lento viraje iniciado” en el último congreso de su partido en junio, en Valencia, analizó el miércoles el diario de centro izquierda El País.