Lido de París, centro de grandes espectáculos para todos los públicos

http://hoy.com.do/image/article/53/460x390/0/2CC37B66-887E-44BE-9513-6EBE796E252B.jpeg

POR REYES GUZMÁN
PARÍS.-
Hay escenarios que son únicos en el mundo por la tradición de sus espectáculos, colorido, calidad, vistosidad y éxito. El Lido de París es uno de ellos, donde el derroche de inversión para cuidar lo que se expone es un dato curioso, porque para los productores no hay estrechez económica en el presupuesto de cada montaje. Y es así como el público lo ve y lo siente en tres tandas todas las noches.

“Bonheur” es la revista musical que presenta desde el 3 de diciembre de 2003  y en ella el canto, baile, malabarismo, patinaje sobre hielo, música y teatro se mezclan para en varios segmentos recrear la historia de la mujer, la vida en París, los encantos del amor, el fuego de la pasión y episodios de La India, con su cultura y danza.

El programa se divide en cuatro actos, comenzando con “La femme”, una recreación de mujer desdichada que busca cambiar su destino, pero que para lograrlo debe vencer obstáculos y ganarle la batalla al amor con su sensualidad. Sigue con “París je T´aime”, una excursión por el corazón de la ciudad, con sus tiendas de modas y vestuarios. Presenta la exploración por la vida nocturna, con sus encantos y hoteles.

El espectáculo en su tercer acto “L´inde legendaire”, recrea un ambiente en el que el paseo a caballo abre un fabuloso tour por las tradiciones de La India, con celebraciones, folclore, vestuarios y templos. El último episodio, “Reves D´etoiles”, es un tributo al cine, a la vida de Marilyn Monroe, a los filmes de Chaplin y a las grandes producciones de Federico Fellini. El homenaje a los clásicos del cine permite que el público de edad madura despierte los recuerdos de realizaciones que son parte de una era que marcó el crecimiento de las buenas actuaciones. El cine mudo en Chaplin tuvo su mejor actor.

CAMBIOS ESCENOGRÁFICOS

El gigante escenario del Lido de París transforma las escenografías automáticamente y deja ver como la técnica posterga al utilero. De la fachada de un hotel se pasa a un túnel con miles de espejos, para luego con recurso hidráulico convertirlo en una pista de patinaje sobre hielo. De una escenografía a otra se puede ver una gigante fuente de agua, mientras al fondo un efecto de lluvia hace un espectáculo paralelo, con juego de luces impresionante. Un avión, con el piloto y como pasajera la cantante, se mueve en el aire hasta llegar al centro del escenario. El “viaje” es por todo París, con sus encantos y costumbres. Lo de más de impacto es una pirámide, en la que también la técnica y lo humano, permite que lo visual provoque la confusión de si es real o estamos frente a una fantasía.

COSITAS

– La música en vivo le da más variedad al espectáculo. Se usan temas grabados para homenajes.

– El avión se dañó y aunque muchos llegaron a creer que era parte del show, tuvieron que quitar las mesas para que pudiera bajar la cantante y quien hacía de piloto.

– También en el Lido de París se hacen baches, cuando falla la técnica.

– Personas de todas partes del mundo tienen en sus agendas una visita al importante centro de presentaciones. Y es que el Lido tiene su historia.

– El agua, usada en las fuentes, la lluvia y en chorros que salían de las bocas de los caballos de adornos, no dañan el escenario. Recordamos cuando en Santo Domingo no permitieron una fuente en el espectáculo de los premios Casandra.

– Los latinos, al ver a más de veinte bailarinas con sus pechos sin cubrir, intercambiaban miradas. Las comparaciones eran parte de las culturas.

– Ballet, belly-dance y números de malabarismos le dan toques llamativos a “Bonheur”.

– El homenaje a Chaplin ganó prolongados aplausos. Se hizo una caracterización perfecta de Marilyn Monroe.

– Se demuestra que para lograr la perfección hay que sacrificar muchas horas de ensayos.

– Una bella mujer, en las alturas del escenario, se mueve como serpiente y deja a todos con la boca abierta.

– El equilibrio es un elemento del espectáculo. Un participante se lució.