Liga Municipal va en ayuda de comunidades afectadas por las inundaciones

La Liga Municipal Dominicana auxilia a más de 34 comunidades aisladas a las que se les agota el alimento en los municipios Padre Las Casas y Guayabal, provincia Azua, por el desbordamiento del Río La Cueva.

En tal sentido, el secretario general de la LMD, Johnny Jones, se comprometió en facilitar un helicóptero para transportar alimentos, medicinas y otras que proporcionan los programas de asistencia social del Gobierno.

Asimismo, el organismo asesor de los ayuntamientos donó un millón 200 mil pesos a ochos alcaldes para el alquiler de equipos pesados y compra de combustibles para rehabilitar caminos que fueron fuertemente impactados por la furia de Isaac.

“Estamos dando este aporte inicial para ir rehabilitando el paso por los caminos y luego nuestro equipos técnicos harán una evaluación más profunda. Esto es un momento de desgracia nacional y nos unimos al Gobierno y los ayuntamientos para buscar salida a estas comunidades necesitadas”, afirmó Jones al hacer entrega de los cheques.

Los alcaldes favorecidos con aporte de 150 mil pesos son de: San José de Ocoa, Pedernales, Padre Las Casas, Jimaní, Guayabal, Tamayo y Enriquillo.

Las comunidades incomunicadas en Guayabal son: La Coja, Recodo, Arroyo Corozo, Miguel Martín y la Guama, con una población superior a las seis mil personas.

En tanto que en Padre Las Casas hay 28 demarcaciones aisladas, entre ellas Paolin, Siembra, Los Naranjos, Periquito, El Desecho, Las Lagunas, Cañada de Castillo y otras.

Los alcaldes Fernando de Los Santos, de Padre Las Casas; Alciviades Vicente, de Guayabal; Miguito Felix, de Pedernales; Oliver Galarza, de Enriquillo y Meny Cuevas, de Tamayo, agradecieron el aporte dado por la LMD, pues les permite ir abriendo camino y restableciendo comunicación terrestre.

“Estableceremos contactos con las organizaciones de asistencia social del gobierno para que coordinemos el transporte de alimentos a estas comunidades. Eso es lo prioritario por el momento”, afirmó Jones.

Los munícipes de Guayabal toman el riesgo de cruzar el Río La Cueva a caballo, pues no cuentan con otro transporte. También los cuadrúpedos son usados para transportar alimentos.