Ligia dice aplicarán normativa a academias forman maestros

18_11_2015 HOY_MIERCOLES_181115_ El País14 B

De las 25 universidades con escuelas de educación, menos del 50% reúne las condiciones para formar maestros, reveló ayer la ministra de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Mescyt), Ligia Amada Melo.

Informó que desde el ministerio que dirige se está modificando la normativa de educación superior, la cual termina esta semana, para luego ser llevada en los próximos días al Consejo de Educación Superior.

Esa normativa, expresó, establecerá los requisitos que deberán reunir las academias con escuelas de educación. Advierte que son bien exigentes.

“Pensamos que no todas las universidades están en condiciones para impartir la carrera docente; se limitará a las universidades con condiciones y que cumplan con los requisitos de la normativa”, manifestó.

Además, dijo la funcionaria educativa, el Mescyt ofrecerá a las universidades la posibilidad de que citen las áreas que necesitan especialistas, para colaborar.

Citó entre los requisitos de la normativa para abrir las escuelas de educación, el tener que aplicar tres pruebas de entrada a los bachilleres sobre habilidades intelectuales, de español y de matemática.

Dijo que los que tengan un nivel más o menos se les debe dar un curso de nivelación, y los de bajo rendimiento, deben inclinarse por otra carrera.

Afirmó que la carrera docente debe ser estudiada por personas que tengan vocación de servicio.

Asimismo, la ministra advirtió que la normativa establece que todos los profesores que impartan docencia en la formación docente, deben tener maestría en el área que enseñan.

También, las universidades deben dar la carrera en horario mínimo de cuatro días a la semana y la enseñanza debe estar acompañada de la tecnología. Los profesores deben saber inglés y conocimientos sobre las Tics.

Aseguró que habrá universidades que no empezarán en principio porque no reúnen las condiciones ni los requisitos, pero que con el tiempo, una vez hayan superado las barreras podrían ir incorporándose al sistema.

Para Melo, los profesores deben ser formados de manera diferente, actualizándolos, para tener una mejor calidad educativa.