Lila y basura arropan litoral SD

Lila y basura arropan litoral SD

Es historia que se repite cuantas veces crecen el Ozama e Isabela

El litoral sur de Santo Domingo vuelve a ser inundado por toneladas de residuos sólidos y lilas arrastrados por las aguas de los ríos Ozama e Isabela, que a su vez las reciben de 80 cañadas del Distrito Nacional, Santo Domingo Este, Norte y Oeste.

Antes de las recientes lluvias las lilas formaban una especie de alfombra verde sobre el río Isabela, lo que ambientalistas como Luis Carvajal consideran quees una respuesta de los afluentes al grado de contaminación de las aguas para darles oxígeno.

Las lilas y los residuos como plásticos y otros llegan al mar por la desembocadura del Ozama en el puerto Don Diego, por lo que son lanzadas luego a los arrecifes y playas como la de Montesinos, Fuerte San Gil y Güibia ofreciendo un espectáculo negativo al frente marino de Santo Domingo, uno de los atractivos turísticos de la ciudad.

Frente al Fuerte San Gil, Güibia y Plaza Juan Barón es donde más se observa la gran cantidad de lilas flotando en las aguas y que el mar lanza hacia la orilla.

Debido a la enorme cantidad de lilas y basura hubo que abrir el puente flotante para evitar que este fuera represado.

De no hacerlo la cantidad de lilas y residuos se torna inmanejable al ser represadas en el puente Flotante con el peligro además de que las agua del Ozama se expandan y lleguen al barrio de La Ciénega y otros ubicados en sus márgenes.

La colocación de pequeños barcos para retener los residuos en el Ozama no ha surtido los resultados esperados porque estos siguen llegando al mar causando graves daños a la especie marina y al turismo.

La clave

La cara fea
Nuevamente las lluvias desnudan la falta de políticas públicas para manejar los residuos sólidos en el Gran Santo Domingo.

El frente marino de la ciudad de Santo Domingo presenta toneladas de lilas y basura que nadie puede esconder.

Normalmente brigadas de la Armada Dominicana hacen esfuerzos por despejar las lilas y los desechos sólidos comprimidos en el puente Flotante pero, debido a la presión, se dificultaba la labor.