Lilas y sedimentos impiden abran  puente flotante   Ozama

Ni siquiera cuatro remolcadores de la Marina de Guerra pudieron abrir ayer el puente flotante, cerca del puerto Don Diego, debido a la gran cantidad de lilas y sedimentos, que prácticamente lo mantiene encallado.

En tanto, el Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN) rechazó que la acumulación de lilas y  desechos en el puente flotante que comunica el Distrito Nacional con Santo Domingo Este se deba a colación de retenes, ya que estos se encuentran en fase de construcción en la parte superior.

A pesar de que brigadas de la Dirección de Dragas de la Marina de Guerra han estado desfogando lilas por los conductos del puente desde el sábado pasado, no ha podido concluir por la inmensa cantidad de estas plantas acumuladas  y el sedimento que mantiene incrustado el puente.

El capitán de corbeta(r) Juan Antonio Suero Fernández, encargado de limpieza del Puerto, informó que el puente flotante está sobre sedimentos, escombros, palos y otros, pero que las brigadas hacen todo lo posible por despejar los desechos para intentar abrirlo de nuevo  este sábado.

El ADN aclara.  José Miguel Martínez, secretario ambiental del ADN, aclaró que no se puede atribuir a los retenes la acumulación de lilas y desechos sólidos, ya que estos no han sido colocados porque están en proceso de construcción.

El funcionario municipal precisó que debido a las fuertes lluvias y la crecida del río Ozama, la empresa Acero Estrella tuvo que detener los trabajos de construcción de retenes, pero que esas labores serán reiniciadas en las próximas horas.

Destacó la poca cantidad de basuras plásticas que esta vez se acumula en el puente y en el frente marino del Malecón, lo que atribuyó al proceso de limpieza que desarrolla el ADN y las fundaciones comunitarias en las márgenes de los ríos Ozama e Isabela.

El puente flotante cuenta con dos salidas o túneles por donde se supone deben pasar las lilas y la basura, pero la gran cantidad de sedimento que bajó por el Ozama provocó que este puente se encallara.

El Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN) inició el día 8 de este mes los trabajos de construcción de retenes, próximo al puente flotante, para  detener los desechos sólidos y evitar que vayan al puerto de Santo Domingo y al mar Caribe.

El alcalde Roberto Salcedo informó que además se tomarán las medidas necesarias para que definitivamente las empresas dejen de verter sustancias químicas a los ríos Ozama e Isabela, por lo que  creó la Secretaría Ambiental en el ayuntamiento, para tales fines, bajo la dirección de  José Miguel Martínez.

Ayer  el cabildo retiraba  los plásticos del frente marino, en las playas detrás del monumento a Fray Antón de Montesinos, Güibia y otras. 

Zoom

Desde el Este

El secretario ambiental del ADN informó que una gran cantidad de plásticos que llegan al frente marítimo del Malecón provienen del Este, básicamente de Caucedo. Asimismo, informó que ha disminuido considerablemente la cantidad de plásticos que llegan al litoral Sur, procedente de los barrios ubicados en las riberas de los ríos Ozama e Isabela, debido a la labor de limpieza del ADN junto a fundaciones comunitarias.